ACÉRQUESE A SU ENEMIGO

LR

Tener enemigos en el lugar de trabajo a menudo es destructivo.

Idealmente, debería intentar trabajar con su rival y no en su contra. Pero si sus esfuerzos de colaboración fallan, pruebe algunas de estas estrategias:
 
ENCUENTRE UN ALIADO COMÚN. Busque un tercero a quien su enemigo le tenga confianza. Este aliado podría convencer a su rival de los beneficios de trabajar con usted.
ESPERE EL MOMENTO OPORTUNO. A veces la gente necesita tiempo y espacio antes de entender el lado de los demás. Posponga la comunicación hasta que se presente la oportunidad adecuada por sí sola.
RECONOZCA CUANDO APARTARSE. Es esfuerzo de convertir a un rival a veces es tan grande que le conviene más enfocar su energía en otra relación.