Claves para cambiar de empleo cuando se encuentre en la cúspide de su trabajo

Bloomberg

Pensar en un empalme es necesario para una transición correcta

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

La inconformidad frente un empleo es una de las circunstancias más comunes ante la cual las personas buscan nuevos horizontes laborales, sin embargo, la cúspide profesional es otro punto en el que es válido renunciar.

El primer punto que consideran muchos trabajadores, que hoy en día no solo están orientados al cumplimiento de resultados y se motivan a través de la medición de metas, es que muchos buscan empleos que les brinden satisfacción y los reten.

Susana Gómez y María García, socias fundadoras de Smart Culture, le dijeron al diario Expansión que este tipo de comportamiento proviene de una necesidad de reinvención, de disfrute de la vida profesional y de curiosidad. “El concepto de éxito basado únicamente en resultados está evolucionando hacia un concepto que incluye la satisfacción y la felicidad”, sostienen las expertas.

Por ello renunciar en la cúspide, o incluso en un punto de comodidad, es también una opción, pues permite a las personas dar un paso más en su carrera y salir de zonas que se convierten en espacios de confort.

Sin embargo, dejar un empleo en un punto así también requiere de acciones que faciliten la transición, como dejar un legado claro tanto en las labores como en quien empalmará para el cargo, y hacer un cierre adecuado de la experiencia de trabajo.

TEMAS


Laboral - Empleo - Bienestar Laboral - claves para ser exitoso