Claves para hacer de su organización un gran equipo para que trabaje por el mismo objetivo

Paula Medina - pmedina@larepublica.com.co

Hoy en día, las organizaciones son conscientes de que si no se tiene una identidad clara y un objetivo bien definido, es más difícil ser competitivo y seguramente se esté condenando a desaparecer.

Toda empresa procura definir su visión incluso antes de estructurarse, pero muchas organizaciones no se percatan de que carecen de unidad, y en la mayoría de los casos, entre los mismos empleados existen cientos de definiciones diferentes de la misma organización y sus objetivos.

Riaz Khadem, CEO y Presidente de Infotrac Inc., es un experto en la ejecución de la estrategia, la gestión del desempeño, el liderazgo y la transformación cultural. Nacido en Irán, Khadem ha pasado la mayor parte de su vida dedicado al estudio de la administración y a la consultoría de negocios. Ha asesorado a empresas como United Technologies, Kodak, Bancomer, Grupo FEMSA, Coca-Cola y el Grupo Bimbo, entre otras.

En diálogo con LR Riaz Khadem entrega las claves para lograr la coordinación de los empleados dentro de una organización y las claves para ser un buen líder.

¿Cuales son las características esenciales que debe tener un buen gerente?.
Un buen jefe necesita entender la visión y la misión de la organización y ser capaz de comunicarlas en una forma tangible y medible para las personas que dirige. Un buen líder ayuda a aplicar las actividades necesarias para alcanzar estas metas con la dosis justa de motivación, inspiración y buen ejemplo.

En su libro 'Alineación Total' habla sobre la necesidad de que todos los componentes de una empresa tengan una visión compartida, ¿cual es la importancia de esto?.

Si no se tiene una visión compartida no se tendrá un grupo de empleados que trabaje como equipo en un sentido real. Cada uno tendrá su propia interpretación de lo que es importante y eso conllevará a que se desperdicien muchos recursos. Es importante que una organización, sin importar que tan grande o que tan pequeña sea, tenga una visión que no sea solo la del CEO sino la de todos los funcionarios para que se vean identificados en esos objetivos y trabajen juntos para lograrlos.

Para compartir esa visión no es suficiente con subirla a la intranet o pegarla en las carteleras de la empresa. Hay que involucrar a todo el equipo en la identificación de la misma y en los modos de trabajo para alcanzarla.

El sistema se basa en recompensar los logros y distribuir las responsabilidades. ¿cual es la mejor manera para hacerlo?
Hay que recompensar al empleado de acuerdo a su contribución para lograr el objetivo. Muchas veces los salarios se basan en el cargo y no en los aportes de cada funcionario a la prosperidad de la empresa. Hay que hacer un buen seguimiento al desempeño y recompensarlo, no sólo con bonificaciones y aumentos salariales, sino con reconocimientos sociales, agradecer al empleado y decirle que hace un buen trabajo.

Con la dinámica del mercado laboral vemos que hoy es más difícil retener los buenos talentos. ¿Cómo se fideliza al empleado?
Hoy es más difícil retener los buenos talentos porque son ignorados, es importante reconocer el desempeño estrella y fidelizarlo a la empresa. Los malos talentos también suelen ser ignorados y por eso se quedan en la empresa. Premie a los buenos con empoderamiento y nuevos retos.

Colombia, en ´boom´ de crecimiento
De paso por Colombia, el reconocido experto en gestión y administración Riaz Khadem, hizo una lectura de la situación laboral que actualmente vive el país. 'La economía colombiana está relativamente en un ´boom´ de crecimiento. Toda una nueva generación de trabajadores está creciendo en el país y llegando a Colombia. Hay que educar a estas personas y hacerles entender el importante rol que están jugando, ayudarles a mejorar sus competencias y habilidades que a corto y largo plazo necesitan para hacer su contribución a las organizaciones y a la sociedad como tal'. Para Khadem, esto se puede lograr escencialmente a través de buenos programas de educación y capacitación de quienes serán empleados en el futuro.