Cómo derribar el miedo a volar, el enemigo oculto de los empresarios

Influyen los miedos heredados de los padres y los antecedentes de otros temores asociados como el miedo al encierro, a delegar el control o los atentados terroristas 

El Cronista

El 23% de las personas tiene miedo a volar. El 14%, en tanto, se define como “ansioso”. Y  62% experimenta algún temor o malestar durante el vuelo, según una encuesta realizada por Graciela Römer y la UTDT. Los datos se desprenden del libro Modo avión. Técnicas para perder definitivamente el miedo a volar (Grijalbo), escrito por Claudio Plá Alem, médico psiquiatra y fundador de Poder volar, una organización que brinda soluciones a personas con miedo a los aviones.

A pesar de que el avión es el medio de transporte más seguro, y de que todos los días unas 100.000 naves surcan los cielos del planeta, los temores arriba descriptos plantean un serio problema para los hombres y mujeres de negocios, ya que afecta no solo el plano personal y emocional, sino, también, las proyecciones de expansión de las compañías que presiden.

“En estos 23 años que llevo asistiendo pasajeros con miedo a volar, calculo haber asistido a cerca de 7000 personas, entre ellas, varios empresarios pymes, que tienen el doble desafío de viajar en avión, sumado al reto de lograr vender o comprar insumos o productos. Muchas veces, a lugares muy lejanos como China o Japón o a destinos que les resultan amenazantes o, simplemente, poco familiares”, comenta Plá Alem en una entrevista con El Cronista Pyme.

¿De qué modo el miedo a volar impacta en sus negocios?  

Las personas sensibilizadas al avión suelen sumar temores al fracaso, a no lograr comunicarse en otro idioma o no lograr comprender otras culturas. Son personas que pueden sentirse desamparados tanto a 10.000 metros de altura, como en el medio de una ciudad desconocida. En este sentido, siempre es mejor que tengan agenda muy bien planificada, preferentemente moverse en grupo y estar muy conectado con todo tipo de dispositivos como celulares, tablets y laptops con wifi portátil o chips locales, para no perder la sensación de control y cercanía. Los dispositivos operan como objetos acompañantes contrafóbicos y son una inestimable ayuda a los viajeros de negocios.

 ¿Es un tipo de miedo o tipo de fobia que se ha incrementado en los últimos años? 

La modernidad ha traído mayores exigencias y nos fuerza a cambios adaptativos que son generadores de ansiedad. Todos manejamos altos montos de incertidumbre y estamos sobreestimulados con excesos de información, que genera la angustia de tener que hacer elecciones entre múltiples caminos, con el miedo a fallar que eso conlleva.

Al viajar en avión, el sistema nervioso registra como estressante el alejamiento del hogar y todo pasa a ser novedoso. A su vez, todo lo nuevo es generador de ansiedad, hasta que nos familiarizamos con el nuevo contexto.

¿Qué factores ayudan a incrementar este temor?  

Referido al avión, se suelen eslabonar malas experiencias en vuelo, las noticias de accidentes y últimamente las crónicas espontaneas de pasajeros que graban incidentes, turbulencias, peleas a bordo, etcétera.

También influyen los miedos heredados de los padres y los antecedentes de otros temores asociados como el miedo al encierro, a delegar el control o los atentados terroristas

¿Qué tiempo (si es que hay un estimado) promedio puede llevar un tratamiento o asesoría que ayude a que una persona con temor a viajar en avión pueda volar nuevamente?  

Es variable, pero en la actualidad logramos sintetizar claves y recursos en el nuevo libro, que sumamos a cursos en video o presenciales de dos o cuatro horas de duración.

 

TEMAS


producción de aviones - Salud