Conozca los cinco errores administrativos que aquejan al Club Atlético Nacional

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Como toda empresa, un equipo de fútbol debe ser al mismo tiempo rentable en sus negocios y efectivo en sus resultados para satisfacer al público y así garantizar las entradas de capital a futuro.

El Club Atlético Nacional, si bien cuenta con un buen flujo de dinero, ha tenido estrategias que has resultado desconcertantes para sus seguidores, quienes son en últimas, sus clientes.

El rendimiento del equipo en la actual liga colombiana de fútbol Postobón ha dejado mucho que desear. En la actualidad está en el puesto 13 de 18 clubes, ha tenido un solo triunfo en los últimos 12 partidos y solo ha alcanzado 11 puntos de 33 posibles, es decir, su efectividad ha sido solo del 33%.

Sin embargo, el rendimiento en la Copa Santander Libertadores sí ha sido muy bueno. Esto lleva a pensar que sus resultados están menos relacionados con la calidad de su fútbol que con la forma en que se está manejando el equipo y sus jugadores

Los siguientes son 5 aspectos gerenciales que pueden estar fallando en la empresa futbolistica.

Gran inversión descontrolada
El Atlético Nacional obtiene sus ingresos a través de la Fundación Ardila Lülle, y Postobón, al mismo tiempo que de las entradas a los partidos en el estadio Atanasio Girardot y el mercadeo que haga el equipo.

Las finanzas del conjunto no son un problema en el sentido de que estas no escasean. De hecho la inversión para este año fue de las más altas del campeonato. Fue tal vez ese exceso lo que los llevó a tener un contratación amplia pero descuidada.

'Se han equivocado mucho en contrataciones y han botado mucho la plata Es como un bolsillo roto, el año pasado licenciaron casi treinta jugadores y si no rinden, cuando lo sueltan o prestan se desvalorizan', comentó Wbeimar Muñoz, comentarista deportivo radial.

Falta de aspiración de empleados
En muchas compañías el desempeño de sus empleados depende de sus aspiraciones personales. Todo gerente sabe que los jóvenes se motivan más por el trabajo porque de su desempeño depende el futuro de su carrera. Lo contrario pasa con las personas que ya han alcanzado la madurez o su puesto ideal.

Lo mismo se puede decir que pasa con los jugadores del Nacional. El equipo actualmente es de los que mejor pagan a sus jugadores y más puntualmente.

'Todos sus jugadores están al día en salario y seguridad social. En el Nacional todo está muy bien manejado, pero lo deportivo es lo deportivo y depende de la competencia de los jugadores', dijo Ramón Jesurum, presidente de la Division Mayor del Fútbol Profesional Colombiano (Dimayor).

De cierta manera, se podría decir, estos jugadores se sienten en la cúspide de su carrera en cuanto a estabilidad financiera a nivel nacional se refiere. De ahí que la calidad de su juego no sea la misma que en otros equipos. En contraste, dos equipos con presupuestos más moderados van liderando el torneo.

Descuido del mercado local
Una de las razones por la que el equipo no rinde tanto en el torneo local es porque los jugadores no parecen poner tanto empeño a los juegos nacionales como a nivel internacional. Para ellos, la Libertadores es una mejor vitrina para próximas aspiraciones.

En la misma linea, para el equipo, los juegos internacionales representan una entrada por boletería más grande que la de los otros juegos. Además de esto, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) da un dinero a los equipos por cada partido. Un mejor resultado en la Copa Libertadores es mas rentable, pero no se puede descuidar lo local.

Para Cesar Augusto Londoño, comentarista deportivo, Nacional está bien manejado pero 'se le juntó una falta de funcionamiento con un cierto descuido por el torneo local. Lo vieron muy fácil y los jugadores no tuvieron compromiso'.

Poca visión de futuro
Ahora bien, el descuido del desempeño en el torneo nacional puede tener consecuencias a futuro en las finanzas de equipo, según los expertos. Los malos rendimientos y la falta de motivación de sus jugadores podría llevar a una reducción de la venta de boletería en el estadio de Medellín. Esto es sin contar con que los malos resultados aquí dificultarán el acceso a los campeonatos internacionales como la Copa Santander en la próxima temporada.

Lenta reacción de los directivos
Si bien el equipo paisa empezó la temporada con fuerza, no pasó mucho tiempo para que se notaran los problemas y hasta ahora no se han visto cambios en la administración. El presidente del Club, Juan Carlos De la Cuesta, ha mostrado su apoyo por el Director Técnico, Santiago Escobar. Pero es responsabilidad de estos, encontrar soluciones.

'En este problema se debe apretar a los jugadores y que se les pongan condiciones, porque para eso se les está pagando bien. Y si el técnico no rinde, que lo saquen también', dijo Muñoz.

Diferencia en entradas por torneo
El estadio Atanasio Girardot de Medellín es la plaza donde juega el Club Atlético Nacional sus partidos de local, y cuya boletería es parte de los ingresos del equipo.

En la actualidad, el estadio tiene capacidad para poco más de 43.000 espectadores, divididos en las tribunas norte y sur, las más económicas y occidental y oriental, la más numerosas, y el palco VIP, el lugar más caro.

Si bien la asistencia a los partidos que juega el Nacional es mayor en los juegos de la Copa Santander Libertadores que en el torneo local, se puede hacer una comparación de las ganancias por boletería.

Suponiendo que en cada uno de los partidos asisten 30.000 espectadores y sacando un promedio en los precios de la boletería (recordando que la capacidad de cada sección es diferente) la diferencia de lo recaudado sería casi $300 millones.

Las opiniones

Ramón Jesurum
Presidente de la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano

'Sus jugadores están al día en salario y seguridad social. En Nacional todo está bien manejado, pero lo deportivo es lo deportivo y depende de la competencia de los jugadores'.

Wbeimar Muñoz
Comentarista deportivo

'Se debe apretar a los jugadores y que se les pongan condiciones, porque para eso se les está pagando bien. Si el técnico no sigue rindiendo, que lo saquen a ver si otro puede motivar más'.