Controle la manera en la que el dinero influye en las decisiones profesionales que toma

Bill Barnett

El propósito de una estrategia de carrera es generar más y más ingreso, ¿o no? Aunque el trabajo es una necesidad financiera, el papel del dinero en las decisiones profesionales es bastante complicado.

Psicólogos y economistas han investigado la forma en que el dinero afecta la felicidad y satisfacción personal. La mayoría concluye que el dinero contribuye significativamente a la felicidad conforme la gente sale de la pobreza, que contribuye al bienestar emocional de forma más modesta conforme el ingreso alcanza el nivel promedio de la comunidad, y que no suma nada (o suma muy poco) a la felicidad luego de cierto punto – alrededor de 75,000 dólares en Estados Unidos, según datos de 2008-09.

Cuando considere la compensación, es importante recordar tres principios:

1. Base su carrera en algo más que el dinero. El dinero raras veces debería ser el factor determinante de su carrera, y nunca debería ser el único. Si está considerando un trabajo que no lo emociona aunque ofrece buena paga, considere cómo es que aceptar el cargo afectará su perspectiva y motivación – tal vez incluso su desempeño. El dinero es una forma de medir el éxito, pero ciertamente no es la mejor.

2. Conozca sus metas financieras. En lo que respecta a las compensaciones, diferentes personas tienen distintos tipos de necesidades. Vea al dinero como forma de cubrir tres tipos de necesidades: apoyar su estándar de vida objetivo, ayudarlo a ganar la libertad de hacer lo que quiera y permitir que apoye una causa en la que crea. Esto posibilitará que vea cómo el dinero puede ayudar a cubrir esas metas, además de sus obligaciones financieras.

3. Forme una reserva financiera. Tal vez perdió su trabajo, tuvo otro hijo o necesita ayudar a cuidar a uno de sus papás. Si está en una de esas situaciones, tal vez sienta que debe aceptar la primera oportunidad que se le presente, independientemente de si tiene sentido o no para su carrera. Sentirá menos presión para hacerlo si cuenta con una reserva financiera. Cree esa reserva y forme flexibilidad profesional gastando menos que sus ingresos, regularmente.

Independientemente de lo que haga, es importante que maneje su estilo de vida y sentido de autoestima de forma tal que le permita ver el dinero como uno de varios factores – y no el más importante.