Convertirse en un líder “multicultural” es una ventaja a largo plazo

New York Times

Bogotá_El mundo se está haciendo más pequeño. Conforme las nuevas tecnologías en las redes sociales, transportes y telecomunicaciones nos acercan más, ahora más que nunca es crítico que las organizaciones desarrollen líderes multiculturales que puedan navegar hábilmente los desafíos de un mundo conectado.

El liderazgo multicultural envuelve una profunda inmersión en una variedad de culturas, lo que puede destrabar ideas sobre la mejor forma de llegar a los clientes, inspirar a los empleados y motivar el desempeño organizacional en geografías allende nuestra propia “base“.

Aunque al liderazgo multicultural muchas veces se le asocia con corporaciones multinacionales, estos principios también tienen mucho que ofrecer a firmas con presencia limitada fuera de una región particular. Dada la enorme diversidad cultural dentro de las fronteras de muchos países, tomar una postura más deliberada para buscar y desarrollar talentos entre líneas de clase, religión y grupos étnicos puede ser altamente productivo para motivar la innovación.

Para formar esta base de talento multicultural, los gerentes deben estructurar programas dentro de sus empresas que expongan a los empleados prometedores a nuevas geografías y culturas. Dados los desafíos asociados con seleccionar y trasladar gente hasta el otro lado del mundo, tales programas tal vez necesiten basarse en nuevas tecnologías y modelos que les permitan más flexibilidad en colaboraciones transculturales.

¿Cómo pueden contribuir los gerentes?
1. Enfocando los esfuerzos de reclutamiento para llevar a la compañía candidatos diversos. Esto podría incluir ajustar los mensajes de comercialización de marca del empleador, diversificar las fuentes de reclutamiento o incluso ajustar los criterios de selección para dar más peso a la experiencia multicultural y capacidades de liderazgo.

2. Haciendo que las experiencias multiculturales sean parte explícita de las conversaciones de desarrollo profesional y análisis de desempeño para que los gerentes jóvenes traten con mayor seriedad el desarrollo de habilidades multiculturales.

3. Incorporando elementos multiculturales a los programas de capacitación gerencial, ya sea ajustando la currícula existente o desarrollando materiales nuevos.

4. Lanzando programas que envíen a los gerentes emergentes a distintas culturas y geografías para completar proyectos de corto y mediano plazo.

Yum!, un ejemplo claro de éxito
Cuando estas inmersiones se ejecutan bien, los resultados pueden ser sorprendentes. Por ejemplo, Yum! Brands Inc., empresa dueña de KFC, Taco Bell y Pizza Hut se apoderó el año pasado de un importante 40 por ciento de participación de mercado en el sector chino de comida rápida. Yum! Brands incursionó elaborando su oferta de productos a la medida para los gustos del país y la cultura china, formando un sólido equipo de gerentes locales y clientes fijos.
Integrando ideas multiculturales a decisiones y estrategias comerciales. Las intervenciones de arriba tendrán poco significado si los gerentes no aprovechan las ideas que sólo los líderes multiculturales pueden llevar.