El inversionista de Facebook en el que nunca quiere convertirse

Bloomberg

Rebecca Waber

Un artículo publicado recientemente en The Wall Street Journal sobre la oferta inicial de títulos públicos de Facebook mencionó un inversionista de poca monta de Chicago que había comprado US$10.000 en acciones del gigante de las redes sociales; pidió prestado más de la mitad a su mamá. Claramente, este inversionista pensó que Facebook era una apuesta segura.

Pero es probable que ahora se esté dando contra la pared, conforme el valor de la acción ha caído más de 27% desde su debut del 18 de mayo.

Este pobre tipo, al igual que muchos otros, no juzgó el riesgo adecuadamente, y sin lugar a dudas hay miles de motivos para explicarlo. Pero me gustaría sugerir que un factor críticamente importante es el papel estelar de Facebook en la vida de tantas personas – hecho que contribuye a lo que los psicólogos llaman 'sesgo de disponibilidad'.

El sesgo de disponibilidad es la regla de oro por la que evocamos nuestro conocimiento personal de un tópico para identificar qué tan importante es. Por esto tanta gente sobrestima los riesgos de volar y subestima el peligro de manejar un auto, pese a que es mucho más probable morir en un accidente de auto que en un accidente de avión. Éste último simplemente acapara más noticias.

Similarmente, Facebook produce grandes titulares y está en la mente de millones de personas, especialmente en la de los usuarios regulares. Esto significa que muchos inversionistas valoran Facebook más de lo que deberían, dados los hechos. El sesgo de disponibilidad distorsiona las inversiones de negocios de la misma forma, particularmente cuando las corporaciones buscan nuevo crecimiento. Al decidir dónde asignar fondos de desarrollo, las firmas muy frecuentemente vean a sus mercados centrales o de alto perfil como las apuestas más seguras simplemente porque están familiarizados.

La alternativa a limitar sus decisiones a la familiar (o lo famoso) es basar sus inversiones en un proceso de toma de decisiones deliberado, no reactivo. Enfóquese en descubrir las necesidades de los clientes. Cuando lo hace, crea naturalmente ofertas diferenciadas con valor de mercado.

No siga al montón. Todo somos humanos, y se encuentra comodidad emocional al hacer lo mismo que todos. Pero siga alerta y evalúe cada oportunidad de inversión con base en sus méritos, no en su perfil mediático.

La empresa firmará otro acuerdo de privacidad
Facebook es la séptima empresa que aceptó comunicarle a las personas una advertencia anticipada si sus aplicaciones para dispositivos inalámbricos retiran información personal de teléfonos celulares y tabletas informáticas del usuario.

El convenio comprende las propias aplicaciones de Facebook y las elaboradas por terceras partes.

El acuerdo prevé que las aplicaciones para dispositivos inalámbricos que solicitan información personal muestren en pantalla su política de privacidad antes de que sean instaladas en un aparato.

TEMAS


Facebook