El viaje hacia la inteligencia empresarial

Industrias toman partido del mundo digital

Juan Pablo Cerro

¿Considera que su compañía es inteligente? O ¿sabe en qué etapa del proceso se encuentra para convertirse en una? Si usted quiere tener un negocio competitivo, debería considerar este viaje y aprender así las respuestas a estas preguntas. Para comprender mejor el concepto de “inteligencia empresarial”, podemos definirla como aquellas compañías que están tomando ventaja de los lazos entre el mundo físico y digital para mejorar su visibilidad y movilizar ideas que generen mejores experiencias para sus clientes.
En un ejemplo concreto, en el sector retail el uso de la tecnología permitirá aumentar a 74% la posibilidad de ubicar a los compradores en cada sector de la tienda.

Además, en poco tiempo será posible elevar a 79% la personalización de la experiencia durante la visita al local comercial, según el Retail Vision Study 2017 de Zebra. Conocer sobre cómo estas variables fluctúan en tiempo real se convierte en una oportunidad para mejorar la eficiencia operativa y capturar mejores insights sobre el comportamiento del consumidor, generando la posibilidad de aumentar las ganancias en los diferentes sectores económicos.
En el “Índice de Inteligencia Empresarial”, desarrollado por Zebra Technologies, se encontró que 48% de las compañías se encuentra en el proceso de ser inteligentes, situándose por debajo de los 75 puntos del índice total, y solamente 5% de ellas se encuentra por encima de los 75 puntos.
La buena noticia para el panorama empresarial es que, aunque muchas empresas apenas están formando sus estrategias de IoT, han comenzado con grandes pasos. Estamos viendo segmentos que han identificado casos de uso específicos y están implementando soluciones fuertemente. Los planes de IoT ya se encuentran dentro del presupuesto corporativo y la inversión va en aumento. De acuerdo con el Índice de Inteligencia Empresarial de Zebra, 42% de las compañías, en proceso de ser inteligentes, gasta más de US$1 millón en IoT anualmente, con un promedio de US$3,1 millones al año, y el 75% espera que esa cifra aumente en los próximos años.

Estas cifras demuestran que la visión de IoT, hoy por hoy, es sólida y la inversión se incrementará en la medida que la necesidad tecnológica crezca. De hecho, acorde al informe, el segmento de empresas que se están transformando digitalmente prevé que su inversión en IoT aumente entre 11% y 20% anual.

En el futuro se espera que el aumento de los ingresos y la expansión a nuevos mercados se conviertan en los principales impulsadores de una empresa inteligente, proyectando que más de 62% implemente cambios en tecnología e innovación que generen eficiencias operativas y/o permitan crear nuevos modelos de negocios.

A medida que en las empresas se haga evidente el potencial de crecimiento de una “empresa inteligente”, todos los equipos que la componen estarán decididos a emprender el viaje.

El llamado que debemos hacer a los entornos empresariales es a mantener el compromiso innovador con métodos que permitan medir el retorno de la inversión (ROI) de su plan IoT, que tengan presente los eventuales cambios culturales y de procesos que se presenten durante la implementación
Este es el mejor viaje que deben emprender las empresas para llegar a un destino de eficiencia y rentabilidad. Independientemente de la posición en la que se ubiquen en el rango de puntos, lo importante es no esperar para iniciar el camino y ver el impacto que tiene eliminar la brecha entre lo físico y lo digital para la evolución de los negocios.

TEMAS


Industria - Tecnología - Negocios - Análisis