Escuelas de negocios ya no son el fuerte de la competitividad

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Mientras que el año pasado se podía decir que las escuelas de negocios de Colombia eran un empuje para la competitividad del país por la buena calificación que recibían en el índice del Foro Económico Mundial de 2011, en el informe de este año pasa todo lo contrario.

La calidad de la educación en administración y negocios descendió 21 posiciones hasta el escalafón 74 y representa la máxima caída de la región en este aspecto.

El peso que tiene la calidad de la educación en negocios de los países en el Índice de Competitividad Mundial del FEM se basa en su beneficio para las empresas.

Para competir en un mercado mundial, en especial con actores tan fuertes como China, los países pueden intentar bajar sus precios congelando salarios, reduciendo la inversión y bajando la calidad de los productos. Pero esta método no es sostenible en el tiempo.

Si por el contrario, las empresas adoptan una estrategia basada en innovar en los procesos productivos, en el producto mismo o en la organización de recursos humanos, la competitividad se vería beneficiada en el largo plazo. Pero para esto, es indispensable potenciar la educación en administración en una economía.

'Muchas veces cuando se habla de la falta de formación o competitividad de los trabajadores de un país, solo se piensa en la mano de obra base, pero no en los directivos. Eso es un error. Son muchas más las empresas que cierran por la falta de visión de un directivo o empleado de medio y alto nivel, que por la falta de competencia de un empleado de base', dijo Igor Galo, director de comunicaciones de la IE Business School, una de las facultades de negocios mejor calificadas en el mundo, en un articulo de su autoría al respecto de este tema.

Un buen rendimiento 'requiere que la clase empresarial de la región, y de cualquier país del mundo que quiera mantenerse competitivo, debe formarse con estándares internacionales que les permitan adquirir conocimientos para mantener a las empresas que dirigen, y al país competitivas en un entorno globalizado', agregó.

En este sentido, Colombia, que perdió este año una posición en la clasificación general del ranking, ya no encuentra su fortaleza en lo que aprenden sus ejecutivos en las escuelas del país. Después de estar en la posición 53 en el 2011, este año cayó a la posición 74.

La razón del cambio está en una reducción en la calificación que le da una encuesta entre ejecutivos. En 2011, la nota fue de 4,4, siendo 1 una calidad muy pobre y 7, una calidad comparable con las mejores del mundo. Este año, la nota cayó a 4,1, un punto por debajo del promedio.

'Esta bajada tan fuerte debe ser un campanazo para todas las escuelas. Creo que fue porque ya se están exigiendo acreditaciones internacionales. Ya nos midieron con los mismos estándares que usan con todo el mundo', dijo Diego Cardona, profesor de administración de la Universidad del Rosario.

'Existen tres acreditaciones internacionales y tener las tres es tener lo que le llaman la triple corona en administración. En Colombia solo la facultad de la Universidad de los Andes la tiene. Eso dice mucho de nuestra situación', añadió.

En opinión de José Stalin Rojas, exdirector y docente de la Escuela de Administración de la Universidad Nacional, el problema de las escuelas de negocio es que 'algunas se han contentado en la acreditación pero no han hecho esfuerzos más allá. No hay políticas de internacionalización en las maestrías, de bilingüismo y/o de pasantías en el exterior. Algunas incluso se han contentado con sus mercados'.

Rojas dice que si bien se ha visto una proliferación de escuelas de negocios en el país solo se siguen ofreciendo contenidos muy básicos en los currículos.

Además -dice- el precio de las matrículas sigue siendo un impedimento para las empresas que quieren que sus ejecutivos estudien.

'La formación gerencial y en negocios en Colombia es muy costosa. Hacer un MBA o master en las buenas escuelas no lo puede costear una Pyme. Por eso solo se ven esfuerzos son individuales, no institucionales', comentó Rojas.

Con esta evaluación, el país se ubica en la posición 11 de los 18 países de América Latina examinados por el FEM. El país se ubica por detrás de países más pequeños como Guatemala, Uruguay y Venezuela.

Para subir de esta posición, Colombia deberá fortalecer la oferta de programas pero no solo en cantidad sino mejorando la forma en que se enseña. Esa es la opinión de Jose Manuel Restrepo, rector del Colegio de Estudios Superiores de Administración.

'La calidad de las escuelas de negocios es fundamental para la competitividad pero tiene que tener dos factores críticos. Por un lado que ofrezcan programas que sean pertinentes para las empresas. Lo que los empresarios dicen es que los temas que están recibiendo no es lo que quieren o necesiten', dijo.

'En segundo lugar, las escuelas deben contribuir más a los procesos de innovación del país. Es decir, que los gerentes sean capaces de traducir el conocimiento y darle valor agregado a las organizaciones', añadió.

En la región, Chile sigue dominando en el primer puesto que le robó a Costa Rica en 2011, y se encuentra en la posición 14 a nivel mundial. Esto lo pone a la par de países con una gran tradición educativa como Estados Unidos y Suecia.

En segunda posición, sigue Costa Rica en el puesto 19 a nivel mundial. Seguidamente esta Argentina que si bien se mantiene en la tercera posición a nivel regional, cayó 12 posiciones en el mundo.

En general, la mayoría de países latinoamericanos perdieron posiciones este año. Uno de los grandes ganadores fue Brasil, el cual subió nueve puestos a nivel mundial y hoy está en el escaño 43.

Nuevo líder mundial
En cuanto a educación en negocios el Índice de Competitividad Mundial vio un cambio en el liderazgo. Los cambios en la educación en el Reino Unido están pagando, pues el país después de estar en la posición 10 en 2010, logró subir a la segunda el año pasado y hoy se toma la delantera.

Mucho del empuje de la educación británica la provee el London Business School, el cual se encuentra en la cuarta posición a nivel mundial, de acuerdo con el ranking hecho por el periódico Financial Times. Pero también se pueden mencionar las escuelas de Oxford y Cambridge.

Bélgica, quedó en el segundo puesto, le sigue Suiza y España, que sigue teniendo fuerza gracias al Instituto de Empresa y a la Iese Business School.

Catar, que una vez fuera catalogado como el líder en 2010, hoy se ve rezagado en la posición siete. Estados Unidos, por su parte, a pesar de tener las mejores facultades de negocios del mundo, mantuvo en la posición 12.

Los grandes cursos gerenciales de América Latina
Según la revista América Economía, la mejor escuela de negocios de la región es la Universidad Adolfo Ibáñez en Chile. En segundo lugar está el Instituto Tecnológico Autónomo de México y en tercer puesto está el Incae de Costa Rica.?En Latinoamérica, Brasil es el que más escuelas acreditas con la triple corona (tres acreditaciones internacionales) tiene. Entre estas sobresale la Getúlio Vargas?, explicó Diego Cardona, profesor de administración en la Universidad del Rosario. En Chile también sobresale Universidad Católica y en México, la Egade Business School.

Los mejores programas del mundo
Muchas publicaciones internacionales hacen sus propias evaluaciones de las mejores escuelas de negocios en el mundo, utilizando diferentes criterios y metodologías, pero el top de las escuelas suele ser muy parecido en todos los casos.El programa de estudios en administración de la universidad de Stanford suele estar siempre en los primeros puestos. Tanto la revista Forbes como el periódico británico Financial Times, lo sitúan en el primer lugar de sus rankings. Seguidamente suelen estar la escuela de negocios de Harvard, la escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania y de la Universidad de Chicago. Por fuera de Estados Unidos siempre sobresalen La escuelas de Oxford y Cambridge en Inglaterra, la IE Business School en España, y el IMD de Suiza.

Las opiniones

Diego Cardona
Prof. de Administración de la Universidad del Rosario

“Esta bajada tan fuerte debe ser un campanazo para todas las escuelas. Creo que fue porque ya se está exigiendo acreditación internacional. Ya nos midieron con la misma vara”.

José Stalin Rojas
Prof. y exdirector de programa de administración de la Universidad Nacional

“Algunas escuelas se han concentrado en la acreditación pero no han hecho esfuerzos más allá. No hay políticas de internacionalización, de bilingüismo o pasantías en el exterior”.

José Manuel Restrepo
Rector del Cesa

“La calidad de las escuelas de negocios es fundamental para la competitividad pero tiene que tener dos factores críticos. Ser pertinentes para las empresas y contribuir a la innovación”.