Establezca sus valores desde el principio

Cuando una empresa nueva despega, tiene una breve oportunidad corta para decidir cómo quiere trabajar. Con cada contratación nueva la cultura de la empresa se atrinchera más, y en algún momento luego de un par de decenas de empleados tiende a cementarse.

Establezca un conjunto de valores genuinos antes que su empresa nueva se vuelva demasiado compleja. Articule una filosofía coherente sobre quiénes son y cómo trabajarán. También, sea claro con lo que no son y lo que no harán. Esto facilitará las decisiones y ultimadamente mejorará los resultados.

En lugar de analizar cada decisión nueva desde cero, tendrá una base en común para tomarlas. Si no lo hace deliberadamente cuando su empresa es joven, la cultura se formará sola (a menudo rígidamente).

(Adaptado de “4 Things to Get Right When Starting a Company”, de Bruce Gibney y Ken Howery).

TEMAS


Consejos de Harvard Business Review