Estudiar un doctorado aumentaría el deterioro de la salud mental

Estudiantes son seis veces más propensos a desarrollar ansiedad

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Recientemente, el diario El País de Madrid, en su versión digital para América, publicó una compilación de estudios que apuntan a que los estudiantes de doctorado tienen mayor probabilidad de deterioro de su salud mental que la población en general.

Una de estas investigaciones se publicó hace poco en Nature Biotechnology y señala que los doctorandos son seis veces más propensos a desarrollar ansiedad o depresión en comparación con la población general. Esto significa que 39% de los estudiantes de doctorado tiene un perfil de depresión moderada o severa frente a 6% de la población general que también se encuentra en esta situación.

Esta investigación fue desarrollada por académicos de la University of Kentucky, St. Mary’s University y UT Health San Antonio.

“Esta es una publicación muy importante ya que progresivamente estamos comprendiendo que existen problemas de salud mental entre los doctorandos, y estudios como este nos ayudan a entender mejor sus causas”, dijo Nathan Vanderford, uno de los investigadores, a El País.

Otro estudio realizado por la Universidad de Gante, en Bélgica, concluye que los estudiantes de doctorado, en comparación con otros grupos laborales con alta formación, sufren con más frecuencia síntomas de deterioro mental.

“El doctorado es un estudio exhaustivo, intensivo y extensivo. Como cualquier actividad de gran concentración, esto genera estrés, que libera sustancias que pueden causar ansiedad y depresión, afectando la salud”, señaló Eduardo Pertuz, médico bioenergético y alternativo, quien menciona que por eso es importante que el estudiante se alimente sanamente y realice ejercicios de relajación.

En el estudio de la Universidad de Gante, la investigadora Katia Levecque, cuantifica la frecuencia con la que los doctorandos afirman haber experimentado en las últimas semanas alguno de los rasgos considerados como signos de estrés y potencialmente problemas psiquiátricos, especialmente depresión. Los resultados fueron que 41% de los estudiantes de doctorado se sentía bajo presión constante, 30% se sentía deprimido e infeliz y 16% se sentía inútil. De hecho, la mitad de los evaluados afirma vivir con al menos dos de los 12 rasgos.

LOS CONTRASTES

  • Eduardo PertuzMédico bioenergético

    “El doctorado es un estudio exhaustivo, intensivo y extensivo. Esto genera estrés, que libera sustancias que pueden causar ansiedad y depresión, afectando la salud”.

En otra parte del estudio, se evalúa si existen condiciones que aumenten las posibilidades de tener o desarrollar un problema psiquiátrico. De acuerdo con lo encontrado, el desarrollo de los síntomas no está relacionado con el área en la que se estudia el doctorado, pero existe cierta correlación con el género, pues las mujeres que hacen un doctorado tienen 27% más de posibilidades de sufrir problemas psiquiátricos que los hombres.

El director de tesis y la familia también afectan
Levecque también encontró que el tipo de liderazgo del director de tesis afecta la salud mental de los estudiantes, pues los doctorandos se sentían mejor cuando el académico encargado ejercía un liderazgo que inspiraba frente a si se abstenía de guiar. De hecho, para el segundo caso, los estudiantes tienen 8% más de posibilidad de desarrollar sufrimiento psicológico. El tema familiar también es clave, ya que se encontró que quienes tienen una relación conflictiva entre su familia y el trabajo son 52% más propensos a desarrollar problemas psiquiátricos.

TEMAS


Doctorado - Posgrados - Salud - Enfermedades