Evolucionando junto a los medios sociales VII – LinkedIn

Andrés Gómez V.

Este es el penúltimo artículo de esta serie y para esta ocasión analizaré una red que podría ser considerada de nicho, pues tiene una misión muy particular: unir a profesionales alrededor del mundo.

En esta ocasión me estoy refiriendo a LinkedIn, una red nacida en el 2003 y que aunque muchas veces no es clara su utilidad para las empresas, definitivamente hay que tenerla en cuenta.

Como ya dije, el objetivo principal de LinkedIn se encuentra en unir a personas profesionales, que quieren mejorar sus oportunidades laborales, encontrar contactos y vender sus servicios, entre otros. De entrada y como gran diferencia frente a otras redes como Facebook, no existe verdaderamente un gran espacio dedicado a las empresas. Lo anterior lo menciono con una salvedad y es que las empresas sí pueden crear espacios, pero es algo limitado si lo comparamos con la cantidad de funciones que ofrece Facebook para las compañías.

LinkedIn en un inicio permite que los usuarios creen un perfil, donde aparece la información de cada persona. Este perfil se asemeja mucho a una hoja de vida, de forma que la sugerencia es llenarla lo más completa posible. Incluso tiene elementos adicionales como solicitar recomendaciones de otros amigos o conocidos que hacen parte de esta red. Otra gran ventaja para aquellas personas que dominen más de un idioma, es que brinda la posibilidad de traducir la hoja de vida a otros idiomas.

Sin embargo esto solo lo debe hacer si usted tiene un buen conocimiento de otra lengua, sino podrá incurrir en errores e incluso pasar por un gran ridículo.

Con esta función de crear hojas de vida, LinkedIn es una red que permite buscar trabajos, proactivamente o por que alguien le interesa lo que uno hace. Este es el primer punto donde las empresas pueden sacar provecho de esta red.

Contratando alguno de los planes de LinkedIn, usted podrá encontrar personas con todo tipo de conocimientos que pueden ser de gran valor para su empresa. Al hacer esto, usted estará usando una excelente herramienta que complementa o incluso reemplaza otros sistemas para buscar empleos que se encuentran en internet.

Sé de personas que han conseguido trabajo gracias a esta red, incluso sin estar buscándolo activamente y de empresa cazadoras de talentos (Headhunters) que usan estos sistemas para perfilar personas que les llaman la atención.

La segunda gran herramienta que está disponible a través de esta red para el uso de empresas, son los grupos de interés. Cualquier usuario de LinkedIn puede crear un grupo, donde la idea es agrupar a personas que comparten un mismo interés. Por ejemplo, usted podría crear un grupo de personas en Colombia que les guste pescar o donde se abordan temas para ejecutivos jóvenes en el país. De hecho si usted busca un poco, encontrará todo tipo de grupos.

Ahora las empresas pueden crear sus propios grupos para agrupar y motivar a los clientes. Una alternativa está en crear un grupo para su empresa o marca, pero esta no siempre es la mejor ruta.

La gran excepción es que su marca sea muy reconocida y posea como se dice en mercadeo, muchos usuarios 'evangelistas'. Esto se da con marcas de culto como Harley-Davidson y Ferrari, entre otros. Pero si su marca no posee estos atributos, quizás el mejor camino sea crear grupos de interés que reúnan a usuarios alrededor de un tema eje que le interese a su empresa.

Un ejemplo de esto podía ser la creación de un grupo que hable sobre la importancia del buen vivir y la alta calidad de vida, por ejemplo, si busca promover un gimnasio o clases de yoga. En este caso el grupo no es de la empresa ni la marca, pero maneja un tema de interés altamente relacionado con el negocio. A las personas que se unan al grupo y participen del mismo, en uno u otro momento les puede llegar a interesar conocer más sobre ese gimnasio. Así capitaliza la presencia de su marca, sin hablar explícitamente sobre esta (grupo 'Buen vivir en Colombia' y sin decirlo explícitamente es patrocinado por el Gimnasio XYZ).

TEMAS


Internet