Forme la confianza de su equipo con éxito y dándose a conocer hábilmente

Bloomberg

Offermann & Rosh

En nuestro rápido mundo, las organizaciones y sus líderes deben ser capaces de responder velozmente a las cambiantes exigencias, y con información precisa.

Los compañeros de trabajo tienen que tocar el piso corriendo con un nivel de intimidad y confianza mutua y en sus líderes que típicamente se desarrolla luego de mucho tiempo.

Los psicólogos han sabido desde hace mucho que darse a conocer es una de las características de las relaciones íntimas. Y hay considerable evidencia en el sentido de que los líderes que revelan sus auténtico yo a sus seguidores no sólo fomentan confianza, sino mayor cooperación y trabajo en equipo. Sin embargo, darse a conocer estratégicamente es una competencia que carecen muchos líderes.

Los líderes tienen que caminar una delgada línea en lo que respecta a cuánto revelar a los demás. La gente hábil para darse a conocer opta por la sustancia, así como por la profundidad, amplitud y oportunidad de sus revelaciones. Y su meta es avanzar la agenda de la compañía, no la propia. Demasiada revelación podría toparse con rechazo, como le sucedió a un gerente con el que trabajamos que bromeó sobre su potencia sexual durante un retiro de liderazgo sénior. Muy poca revelación podría resultar en un personal sospechoso.

Los líderes habilidosos dan a conocer información en formas auténticas que revelan información importante sobre el proceso de pensamiento del líder, creando un modelo mental compartido que facilita la comunicación y mejora el desempeño. Lo más importante, darse a conocer hábilmente humaniza a los líderes.