Habilidades blandas redefinen el liderazgo

Compañías deben formar su talento humano

Jessica Triana

Hablar de transformación digital en el mundo empresarial es hablar un lenguaje común. Hoy casi todas las organizaciones están abocadas a dar este importante paso si quieren seguir el ritmo de la competitividad y no quedar rezagadas. Pero muchas olvidan que este cambio de paradigma de negocios y de incorporación de nueva tecnología acorde a las demandas de la economía digital, no debe soslayar un activo clave: el talento humano.

Sin educación no puede haber transformación digital. Esta premisa va más allá de informar o capacitar al personal para los nuevos cambios y desafíos. Involucra un liderazgo que no distingue jerarquías y que promueve el desarrollo de habilidades blandas o soft skills, aquellas que ‘pagan las facturas’ como lo afirma el título de un reciente estudio desarrollado por tres profesores de las universidades de Harvard, Michigan y Boston College, sobre el tema.

Esta investigación concluyó que los trabajadores de una fábrica de confección de ropa en la India, que tomaron una capacitación para el desarrollo de habilidades blandas fueron 20% más productivos que aquellos que no hicieron parte de la formación. Sin duda, la productividad es un objetivo fundamental en un entorno cada vez más competitivo, en el que países con economías emergentes como Colombia, no es ajeno.

Para avanzar firmes hacia esa ciudadanía empresaria digital y abrazar los cambios, las compañías deben preparar su talento humano, impulsando la innovación y la transformación desde la educación. Esto implica una redefinición del liderazgo como naturalmente se ha concebido, virar su connotación hacia uno más inclusivo y orientado al desarrollo de habilidades sociales o habilidades blandas como la comunicación, la creatividad, el relacionamiento y la confianza, entre otras. Estudios como el mencionado han demostrado que las empresas que impulsan estas habilidades con un enfoque de liderazgo son más productivas y sus empleados obtienen más oportunidades de empleo y de mejorar sus salarios.

Liderazgo y transformación digital van de la mano, una certeza que han empezado a materializar las empresas en Colombia. No obstante, en ese marco, la gestión efectiva del talento humano todavía continúa siendo un factor a mejorar. De acuerdo con el Índice de Capital Humano Global 2017, realizado por el Foro Económico Mundial, el país cayó del puesto 64 al 68, dentro de un grupo de 130. Este indicador es una prueba de que a nivel empresarial se requiere seguir trabajando en la formación de líderes pero a partir de un enfoque educativo que retome las habilidades blandas.

Necesitamos preparar a las personas para el entorno de transformación digital que debe entenderse no solo como un proceso de cambio y actualización de equipamiento tecnológico e incorporación de sistemas, también como un momento clave en el que los nuevos modelos de negocios nos obligan a preparar a los empleados, sin importar el cargo que ocupen, a liderar la creación para la innovación.

Colombia requiere trazar un camino de formación de habilidades necesarias para el éxito profesional integrando la gestión emocional, el diseño conversacional efectivo, la construcción de confianza y el liderazgo auténtico.
Estos temas y los desafíos que enfrentan las empresas hoy como gestoras de un nuevo conocimiento, serán abordados en los ciclos de entrenamiento organizacional que promovemos en compañía de consultores profesionales, especialistas en diferentes ámbitos del liderazgo gerencial y de la expansión humana y que estaremos llevando a cabo en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, espacios en los que también participarán empresarios quienes expondrán sus experiencias en innovación, transformación digital y formación para el cambio. Un ejercicio en el que a partir del debate será clave para analizar el panorama de liderazgo en el país.

TEMAS


Foro Económico Mundial - Bogotá - Medellín - Cali - Barranquilla - Liderazgo - Análisis - Transformación Digital - Talento humano