Horarios flexibles en el trabajo motivan a los empleados y aumentan la productividad

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Con cada vez más frecuencia se ven empresas que utilizan los horarios flexibles como una forma más para retener a sus empleados, mantenerlos motivados o permitirles tener un balance en sus vidas. Todo esto, dicen expertos en el área de gestión humana consultados por LR, tendrá un efecto positivo sobre el desempeño de la organización.

'Implementar el método de horario flexible mejora el clima laboral, es motivador para los funcionarios, tiene mínimo costo y potencializa el rendimiento', afirmó Ana Figueroa, directora de gestión del talento humano de Correcol.

'La razón primordial es la necesidad de los colaboradores de contar con tiempos determinados dentro de horarios hábiles que les permitan cumplir con compromisos familiares, personales, médicos, bancarios, etc. Esta medida le permite a la compañía mantener niveles altos de satisfacción de sus colaboradores y mantener la productividad alta', dijo Adriana Pulido, directora de recursos humanos para la región andina de Schneider Electric.

Un ejemplo del tiempo flexible que se adapta a las necesidades de los empleados lo aplica en Colombia una entidad pública. La Contraloría General diseñó un horario que va desde las 7:00 a.m. hasta las 3:00 de la tarde para ser aprovechado por las madres que tienen hijos menores de 18 años.

'Los beneficios de aplicar un sistema de tiempo flexible no solamente pueden reflejarse en el logro de objetivos organizacionales, sino también en el aumento de motivación en los empleados, mejoramiento del clima organizacional e inclusive mejoramiento de la productividad en términos de eficiencia', dijo Marcela Rocha, gerente de advisory services de Ernst & Young Colombia.

Esta empresa también beneficia a las madres de familia pero no deja por fuera a los otros empleados. Todos, siempre y cuando lo pidan con anticipación, pueden variar su horario, en especial si se está interesado en hacer algún tipo de estudio.

Ahora bien, antes de implementar una de estas medidas primero hay que saber si es lo más conveniente para su empresa.

'La flexibilización del tiempo laboral funciona siempre y cuando se haga un diagnóstico acertado antes de implementarse. No todas las organizaciones, ni todas las funciones lo pueden hacer', recomendó Luis Fernando Martin, consultor en temas de comunicación organizacional. No funciona en los trabajos que necesitan de presencia continua, como la atención al cliente o las ventas directas.

Según Duarte Ramos, director de Hays Colombia 'es fundamental mirar qué tan viable es un horario flexible dentro de la empresa por el sector en el que operan. El sector de servicios, sobre todo quienes tienen contacto directo con clientes, deberán seguir regulándose por horas requeridas'.

'Lo primero que hay que hacer es una distinción de funciones, cargos y responsabilidades, para permitir estos horarios. También un manual de procedimientos que fundamente el por qué de la existencia de un horario flexible, en qué cargos podría aplicarse, bajo qué modalidades y con qué reglas', recomendó.

La forma mas común en que las empresas pueden controlar a los empleados que tienen un tiempo flexibles es con evaluaciones orientadas a resultados. Y aunque puede ser difícil supervisar la clave también está en confiar.

'Es difícil de controlar. Tiene que haber una supervisión muy funcional. Lo importante es que al final del día los resultados se vean plasmados en la consecución de objetivos, en compras, en ventas, en recuperación de carteras o contactos con clientes', dijo Martha Hernández, profesora de la Universidad de la Amazonía.

'Pero a veces eso no se ve tanto en el sector operativo como en la parte directiva', sumó.

'Un esquema de tiempo flexible implica que la organización esté estructurada en función de resultados. La presencia física en las instalaciones dependerá de los objetivos y la responsabilidad de cada uno', dijo Rocha.

También habrá que sensibilizar a los empleados pues algunos pueden aprovechar el tiempo libre para encontrar otro trabajo o ser más perezosos, por lo que se daría una reducción en la productividad. 'Los riesgos se pueden presentar cuando no existe claridad, sentido de pertenencia o control en la administración del horario y la flexibilidad se convierte en horario escogido por el colaborador y esto conlleva a falta de efectividad', afirmó Pulido.

Incentivos y horarios para su implementación
Un tema que puede motivar a los gerentes a implementar un horario más flexible para sus empleados son los pico y placa.

'Uno de las características de un sistema organizacional flexible es precisamente, poder adaptarse a los cambios de los macro sistemas a los que pertenece. Las nuevas normas de tránsito del Pico y Placa son un excelente ejemplo de ello', dijo Marcela Rocha de Ernst&Young.

Sea cual sea la razón, las empresas deben establecer un horario mínimo para que contar con sus trabajadores, que puede estar entre las seis u ocho horas diarias.