INSPIRE CON HUMILDAD

Los líderes que insisten en tomar todas las decisiones a menudo terminan con trabajadores desconectados. Si la gente no está tomando el control en su organización, el problema tal vez sea su estilo de liderazgo. Si su enfoque es demasiado directivo, hágase a un lado.

Reconozca sus fallas ante el equipo. Comparta sus metas personales y organizacionales. Después, admita que no tiene respuesta para todo y que necesita la ayuda del equipo para alcanzar esas metas. Esto dará espacio a su gente para que participe activamente en el éxito de la organización. Este acto de humildad a menudo se le considera valiente e inspira a que los demás lo sigan.

(Adaptado de ''Fire, Snowball, Mask, Movie: How Leaders Spark and Sustain Change’', de Peter Fuda y Richard Badham).