Internet, ¿para qué?

Andrés Julián Gómez Montes

Hace pocos días estaba viajando en avión y justo antes del viaje había recibido varias tarjetas de presentación, las cuáles tenían más o menos la misma información.

Por un lado tenían el nombre de la persona, el cargo, el teléfono y claro, el email. Y en el avión reflexionaba que hace muchos años no recibo una sola tarjeta de presentación donde no se incluya bien sea una página web o un correo electrónico. De hecho, he recibido muchas donde además se incluye la dirección de Twitter, de Facebook, el PIN e incluso un cuadrito de los populares Códigos QR.

Lo cierto es que internet hace varios años es omnipresente en la vida empresarial y profesional de las personas. Es raro encontrar una persona o empresa que no cuente al menos con una dirección de correo electrónico, incluso en un servidor gratuito como Hotmail, Yahoo o Gmail. Incluso, esto trasciende factores económicos y sociales como los estratos. El gobierno nos habla de que en Colombia hay más de 22 millones de personas conectadas a internet, otras fuentes como comScore y Google hablan de 14 a 17 millones (yo me siento cómodo con una cifra entre 15 y 16 millones). Cualquiera que sea la fuente, la cifra es gigantesca.

Ante este muy palpable éxito y penetración de la red, yo hago una pregunta: ¿Para qué internet? Con esto me refiero a cuáles son las razones de fondo para que una empresa y un profesional cuente con presencia en este medio, bien sea con un sencillo correo electrónico o presencias más elaboradas como una página web o una página de Facebook.

Mi experiencia como consultor de estrategias de tecnologías e internet me ha demostrado que las empresas quieren tener presencia en estos medios, pero que no tienen del todo claro el por qué, lo cual es un error y hasta un peligro.

En más de 15 años que llevo trabajando de una u otra manera con internet, he logrado detectar cuatro razones principales por las cuáles una empresa cuenta con presencia en este medio.

Existen otras razones, pero creo que se ajustan a estas cuatro de las cuáles hablo. A continuación exploro las cuatro razones.

La primera razón para tener presencia en internet, es porque hace parte de una moda o tendencia. El mercado “empuja” a las empresas a “montarse” en las últimas tendencias, llámese correo electrónico, página web o redes sociales, entre muchos otros. De la misma forma los usuarios exigen a las empresas tener presencia en este medio (“¿Cómo así, no tiene página web?”).

Una segunda razón, complementaria a la anterior se da por presión de la competencia. La competencia ha realizado alguna acción y ahora la empresa quiere hacer algo similar pues no se puede quedar atrás.

La tercera razón que solo aplica a algunos sectores, es por requerimientos legales.

Por ejemplo, sectores financieros y de salud se han visto obligados por entidades como las Superintendencias a publicar cierta información en internet. Así que para cumplir con la ley deben contar con presencia en estos medios.

Las tres razones anteriores tienen un componente en común y es que son razones equivocadas o en el mejor de los casos incompletas para contar con presencia en internet (o en general, para contar con cualquier tecnología).

La cuarta y última razón es la que debía prevalecer y ser eje de las demás. Esta razón es contar con una estrategia. Es decir, se debería contar con presencia en internet porque responde a una necesidad estratégica de la compañía.

Una empresa, por ejemplo un banco, cuenta con una estrategia física, que le indica a la empresa qué hacer, qué acciones ejecutar y cómo medir los resultados. Internet es una extensión de esto y por ende debería contar con una estrategia complementaria. Si, por ejemplo, la empresa tiene en sus objetivos aumentar las ventas en un 5% este año, la presencia en internet debe estar diseñada para colaborar con este mismo objetivo.

Lastimosamente la estrategia en internet pocas veces está presente en las empresas colombianas y de la región. Mi invitación es a que analice este tema y proponga cambios que empiecen desde una visión estratégica.
 

TEMAS


Internet - Tecnología