Juego de tronos: la estrategia y alianza claves para ganar un puesto

El aspirante debe evitar sobrevenderse al jefe. Suma puntos otorgar parte de su éxito al equipo y mostrar manejo de los grupos de interés. Trabajar con su competencia en un proyecto es una táctica sorpresa.

Gestión

Antes de retirarse de la empresa , a veces un líder debe hacerse cargo de una última pero importante responsabilidad: escoger a su sucesor.

Los expertos aconsejan a todo profesional de alta posición entrenar no solo para asumir el cargo, sino para competir por él. El proceso demandará demostrar no solo sus habilidades, sino la capacidad para diseñar estrategias.

Cualidades y aciertos
“Es importante ser multidisciplinario, tener manejo político, mostrar flexibilidad, tomar decisiones rápidas y de ejecución impecable”, señala Rosario Almenara, vicepresidente de LHH DBM Perú, como cualidades que colocan al candidato en ventaja.

Asimismo, la consultora comenta que un CEO evalúa en el posible sucesor la visión del negocio, qué tan intuitivo es, la comunicación con otras áreas, el manejo de los grupos de interés y si cuenta con un adecuado balance de su inteligencia emocional.

Por su parte, Giancarlo Ameghino, gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland, añade que el postulante debe mostrar manejo de la incertidumbre.

Errores que se deben evitar
Ameghino reconoce que se puede equivocar en el intento por buscar reconocimiento del jefe. “Se debe evitar querer sobresalir en todo momento, minimizar o dejar mal a otros”, señala el experto.
Ningún extremo es buena señal, y por eso atribuirse el 100% de los logros restará puntos al postulante.

Álvaro Bellido, sénior manager de Ventas y Marketing de Michael Page, sugiere al candidato “evitar sobrevenderse, debido a que puede verse arrogante”.

Asimismo, Almenara recomienda al empleador ser equitativo y transparente al otorgar reconocimientos o promociones. “Es necesario que se expliquen y muestren los criterios que un colaborador debe cumplir para poder acceder a una posición más alta y asegurarse que el ganador efectivamente sea el que más se acercó al perfil esperado”, amplía la consultora.

Las alianzas como estrategia
“Siempre va a sumar que el candidato tenga ‘sponsors’ dentro de los directivos de la empresa”, puntualiza Bellido, puesto que ellos conocerán su trabajo y podrán influir positivamente en la decisión final.

Sin embargo, el analista advierte que estas alianzas deben ser transparentes y comunicarse al jefe, quien valorará estar al tanto de la situación.

Ameghino también afirma que hacer alianzas con la competencia para lograr determinadas metas “puede sumar a la imagen en cuanto al trabajo colaborativo y solidaridad, valores que en la actualidad no son moneda común en las organizaciones”.

TEMAS


Profesiones - Empleo - Capital humano