La comunicación empresarial como aliada estratégica

Fanny Himmelstern - fhimmelstern@javeriana.edu.co

El mundo de las organizaciones necesita contar con una comunicación estratégica y profesional para lograr sus objetivos, sin importar cuál sea su tamaño o a qué se dedica, porque aquello que no se comunica es como si no existiera.

Pertenecemos a una era globalizada y muy competitiva que requiere del apoyo de personas profesionales y bien preparadas para llegar al cumplimiento de las metas establecidas. Es también el caso de los profesionales de la comunicación, que como aliados a las estrategias empresariales, lograrán darle el valor y el significado que se necesita para su cumplimiento.

Es la alta gerencia la que debe reconocer y valorar el uso de la comunicación como uno de sus principales aliados, otorgándole al comunicador compromisos y responsabilidades que redunden en resultados positivos tangibles y fáciles de medir.

Los ejecutivos de las empresas han dado un espacio especial y a veces preponderante a la dirección de mercadeo, teniendo en cuenta y de forma muy acertada que sin mercadeo y ventas la organización no va a crecer, pero por darle tanto énfasis a este renglón, a veces han olvidado que las comunicaciones deben permear todos los rincones tanto externos como internos a ella, con el fin de que sea posible 'hablar el mismo idioma'.

En muchos casos, la organización proclama en sus estrategias de mercadeo algunas promesas o valores agregados de sus servicios y/o productos, pero no desarrollan al interior de la empresa, con sus funcionarios, estrategias de información y comunicación, para que todos estén enterados de lo que se ofrece a los públicos en general o a los clientes potenciales. Lo anterior puede ocasionar malos entendidos, desinformación a la hora de atender a los usuarios y clientes y en general proyecta una imagen poco convincente de que la organización es compacta y que toda ella conoce los mismos objetivos, trabaja por ellos y va en la misma dirección.

Aspectos relacionados con los constantes cambios por los que atraviesa la sociedad actual, generan crisis, búsqueda de alternativas, necesidad de innovar, entre otros. En este caso, la comunicación se convierte en la aliada para acompañar y solucionar todo lo referente al manejo de una información veraz y adecuada a los tiempos que la organización enfrente.

Toda transformación organizacional debe emprenderse desde la alta gerencia pero debe incluir a toda la empresa desde su interior, desde sus funcionarios. Así se trate de la implementación de nuevas tecnologías, de aspectos relacionados con fusiones o adquisiciones, todo cambio genera crisis y la mejor forma de enfrentarlo es adelantándonos a las reacciones, mediante la información pertinente y adecuada a cada caso, de forma tal que sea un comunicador profesional quien se encargue de establecer las estrategias que se necesitan en tiempo y espacio, utilizando los instrumentos, los medios y los lenguajes apropiados.

Las grandes corporaciones ya conocen la ventaja que se tiene al contar con expertos en comunicación que acompañen tanto las decisiones cruciales como los momentos específicos en que se deben proyectar estrategias empresariales. Pero aún organizaciones pequeñas incluyendo a las pymes, deben conocer estas ventajas y saber hacer uso de la comunicación adecuada para poder llegar a informar acertada y oportunamente las metas trazadas y obtener así los resultados esperados.

Los temas de la comunicación pasan por aspectos como afianzar la cultura organizacional, revisar los flujos y la plataforma mediática empleada, hasta todo lo relacionado con el manejo de los 'stakeholders' o grupos de interés, como son las juntas directivas, los clientes y el público en general.

Al trazar las estrategias de comunicación apropiadas se tendrán en cuenta de manera integral los presupuestos relacionados con publicidad, mercadeo y relaciones públicas, así como las plataformas mediáticas internas de la compañía para alinear los mensajes de manera uniforme y obtener así una mejor difusión de los contenidos que se empleen. En definitiva, conocer las ventajas de utilizar la comunicación como la aliada de las estrategias puede convertirse en la gran diferencia a la hora de lograr objetivos y resultados.