Estas son las principales cinco fallas que le ponen fin a una empresa familiar

No tener Junta Directiva es uno de los principales problemas

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Las empresas familiares son un sinónimo de tradición en Colombia, pero los cambios generacionales y, con ellos, la ejecución de modelos gerenciales diferentes y muchas veces desacertados, han hecho que muchos de estos clásicos de la industria y del comercio entren en procesos de reorganización interna en un intento por salvarlas de la quiebra o de futuros problemas.

¿Cuáles son las fallas que cometen las familias en la creación de empresa? Según Gonzalo Gómez Betancourt, consultor senior para empresas familiares, las fallas que comenten las empresas son varias: el desconocimiento frente a lo que significa ser el propietario de una empresa, los aspectos legales que involucran los procesos, la prepotencia de los líderes, el favorecimiento en salarios u otros aspectos dentro de los miembros de la familia, el no contar con una junta directiva formal y, finalmente, el no involucrar en un trabajo en equipo a todas las generaciones.

Estas problemáticas ya se habían planteado en el libro “Trampas de las Familias Empresarias, Identifíquelas y destiérrelas”, en la que se identificaron 10 fallas, entre las cuales destacan también la ausencia de estrategias explícitas sobre el patrimonio de la empresa e, incluso, la superioridad de la estructura familiar sobre la estrategia empresarial como algunas de las trampas más comunes en las que caen las empresas de tradición familiar.

Y es que aunque hay empresas familiares que han sido exitosas, también se afirma que 70% desaparece en el paso de la primera a la segunda generación, 20% lo hace al pasar a la tercera generación, 7% cuando llega la cuarta generación, y solo 3% de estas lograr sobrevivir a lo que se conoce como la cuarta generación. Las renuncias en grandes empresas, como Volkswagen y Porsche, por disputas familiares, es solo uno de los casos que se han dado en el mundo empresarial.

1. Desconocimiento/propietario
Aunque en el mundo se dan estas condiciones, también en Colombia suceden ya que 92% de las empresas que existen son familiares, y uno de los principales errores que han cometido este tipo de sociedades es intentar adoptar modelos europeos o estadounidenses, y como afirmó Gómez, “en la región, las características de las empresas familiares están basadas en la idiosincrasia, y dado esto, lo que ha pasado es que la información y soluciones vienen de Estados Unidos y Europa y en la mayoría de ocasiones no funcionan para las empresas en esta región. Lo que debemos hacer, e hicimos con nuestras consultorías, fue entender nuestra cultura y adaptarnos más a las soluciones propias de Latinoamérica”.

2. Falta de una junta directiva
La segunda falla es no contar con una asamblea o junta directiva que tenga claras sus funciones, ya que según los expertos del 100% de los miembros, solo 10% sabe cuál es su función y oficio dentro de la misma.

Según Gómez “los empresarios colombianos no creen en las juntas directivas y tienen un desconocimiento legal respecto al tema corporativo, y eso se ve reflejado en que 80% de las empresas de familia no hacen asambleas”.

Y agregó: “en el país, el arte de las juntas directivas no se enseña en las universidades, y esto hace que tengamos una legislación paquidérmica al intentar copiar modelos de legislación de otros países y culturas que no se aplican a nuestro sistema”.

3. Arrogancia de los miembros
Como tercera falla está la falta de voluntad, la prepotencia y arrogancia de los miembros o los propietarios de una empresa familiar, ya que todos los dueños creen que son los idóneos para mandar, aunque no tengan el conocimiento, y el poder siempre va a estar por encima del bien común según indicaron los expertos en el tema.

4. preferencia por lo familiar
Otra de las fallas que se hace evidente cuando la familia es quien maneja la empresa, es tener preferencias o beneficios entre uno de los miembros sobre otros. Para Giovanny Vargas, co-fundador de WebLife, las empresas familiares cada vez son más comunes en el país y “lo principal que se debe tener en cuenta para que estas sobrevivan con el pasar del tiempo, es saber diferenciar entre las relaciones personales y el trabajo”.

Para el empresario “esta separación conlleva a tener unas prácticas transparentes y honestas con los inversionistas. Para ello, se recomienda tener una buena comunicación entre los individuos que componen la empresa, definir roles y jerarquías desde el principio; resolver los requisitos legales con previo conocimiento de las partes antes de la constitución o en el caso de empresas familiares de segunda o tercera generación, se debe informar del proceso, definir temas de sucesión de las segundas generaciones y transparencia en la concentración de la fuerza económica”.

Esta afirmación también la apoya Alejandro Sáenz, director de Desarrollo de Negocios de Sáenz Fety, al manifestar que “en las empresas es muy común el conflicto interno de intereses; pero en una compañía con diversas generaciones familiares que la componen, el tema se complica. Sin embargo, si hay reglas bien estructuradas y protocolos de familia ya instaurados, las decisiones racionales son más fáciles de lograr”.

LOS CONTRASTES

  • Gonzalo Gómez BetancourtConsultor senior para empresas familiares

    “Este tipo de empresas familiares no cree en las juntas directivas y tiene un desconocimiento legal respecto al tema corporativo”.


  • Giovanny VargasCo-fundador de WebLife

    “Se debe diferenciar entre las relaciones personales y el trabajo. Esta separación conlleva a tener unas prácticas transparentes”.

Para los expertos aunque se hagan estos cambios, se debe dar la integración de nuevos valores al negocio familiar, sin perder los tradicionales.

La oportunidad de Colombia respecto a estas empresas

Colombia es uno de los países que lidera en la región al hablar de empresas de tipo familiar, superando a México y Argentina por las investigaciones realizadas para este tipo de entidades corporativas. Respecto a las ciudades con mayor desarrollo en el tema, Bogotá y Medellín encabezan la lista, seguidas por Cali y Bucaramanga en donde más se dan problemáticas de este tipo, mientras que las familias de la capital aceptan más ayuda en temas de asesoría en gerencia.

TEMAS


Beneficios laborales - Bienestar animal - Colaboradores - habilidades laborales - Gobernanza de las empresas - pequeñas y medianas empresas