Las tabletas están provocando cambios en la forma de trabajo en las oficinas

Ripe

La irrupción de las tabletas no sólo revolucionó el mercado de la tecnología portátil: también está provocando cambios en la forma de trabajo en las oficinas. Cada vez más empleados prefieren llevar sus propios dispositivos a su lugar de trabajo y, entre ellos, las tabletas son los más elegidos.

Desde las empresas ven con buenos ojos esta nueva tendencia: según un estudio reciente realizado por Cisco en los Estados Unidos entre líderes del sector empresarial y de IT, el 95% expresó que las empresas aceptan y, en algunos casos, adoptan la idea de que los empleados lleven sus propios aparatos tecnológicos a la empresa. En inglés, la tendencia se conoce como Byod (Bring Your Own Device).

Es una realidad del mercado, impulsada por la llegada de los teléfonos inteligentes, las tabletas y las nuevas generaciones. Acá también se ve ese fenómeno y localmente hay una mayor preocupación de las empresas de proteger la seguridad de la información de la compañía al tener tantos dispositivos a su red, explicó a El Cronista Claudio Ingilde, Sales Business Development Manager en Cisco. “

Las tabletas fueron diseñadas como un elemento portátil móvil, mucho más fácil de utilizar que una PC, para juegos o para leer un libro. Sin embargo, tuvieron tanto éxito que muchas empresas tuvieron que customizar aplicaciones para usar estos dispositivos, agregó.

También explicó que si me compro un dispositivo de este tipo quiero tener ahí el mail de la empresa y aplicaciones que, por ejemplo, me permitan participar en videoconferencias. Para las nuevas generaciones, es un beneficio tener acceso a la información de la empresa o un escritorio virtual desde cualquier sitio, ya sea un bar o cuando están de vacaciones.

Más de tres cuartos (76%) de los líderes de tecnología encuestados por Cisco consideran que la idea de que los empleados aporten sus propios equipos es sumamente positiva” para sus empresas. El 84% no solo permite el uso de estos dispositivos (smartphone, tablet o equipo portátil), sino que también proporciona algún tipo de soporte.

En Estados Unidos, el uso de estos equipos y la movilidad están creciendo: el 78% de los empleados administrativos usa un dispositivo móvil para trabajar, mientras que el 65% requiere conectividad móvil para llevar a cabo sus tareas. Para el 2014, el promedio de dispositivos conectados por trabajador llegará a 3,3. Actualmente, es de 2,8.

Entre los encuestados, las ventajas principales de esta tendencia son la mayor productividad que los empleados tienen más oportunidades para realizar sus tareas y una gran satisfacción laboral. Mientras que los empleados valoran la posibilidad de trabajar a su manera y tener más control sobre su experiencia laboral.