Las ventajas de hacer una sola cosa a la vez durante la jornada laboral

Tony Schwartz

¿Por qué casi 50 por ciento de la gente de un sondeo de 2011 dijo sentirse quemada en el trabajo? No sólo es el número de horas que estamos trabajando, sino también el hecho que pasamos demasiadas horas continuas malabareando con muchas cosas a la vez.

La mejor forma en que una organización puede alimentar la productividad y el pensamiento innovador es fomentar activamente periodos finitos de énfasis absorto, así como periodos más breves de verdadera renovación. Si usted es gerente, a continuación tres políticas que vale la pena promover:

1. Conserve la disciplina en las reuniones. Programe reuniones de 45 minutos en lugar de una hora o más, para que los participantes puedan seguir enfocados. Después, tome tiempo para reflexionar y recuperarse antes de su próxima obligación. Y sea firme: insista en que se apaguen todos los equipos digitales durante la discusión.

2. Deje de exigir y esperar respuesta instantánea todo el día. Eso fuerza que su gente entre en modo reactivo, fractura su atención y dificulta que se enfoquen en sus prioridades.

3. Cree al menos un momento al día en que pueda fomentar que su gente deje de trabajar y se tome un descanso. Ofrezca una clase de yoga vespertina o considere crear una sala de siesta.

Hay un principio en el centro de todas estas sugerencias: cuando se meta en el trabajo, realmente métase durante lapsos definidos. Y cuando se esté renovando, verdaderamente renuévese.