Los equipos de fútbol pequeños demuestran que la buena administración es la clave del éxito

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

El campeonato de fútbol profesional colombiano ha vivido una particularidad este año: los equipos pequeños se han impuesto a los que tienen un mayor presupuesto. Según los expertos, más allá de la calidad de su juego, se debió a los aciertos en su administración.

En la Liga Postobón, el campeonato de los mejores equipos del país, hasta la fecha se han jugado 16 partidos y en este momento dos equipos cuyos presupuestos no se comparan con los de los grandes conjuntos, Huila y Tolima, se han mantenido a la cabeza.

Otros, por el contrario, cuyos ingresos están garantizados por el patrocinio y han invertido considerables sumas en la contratación, quedarán eliminados para las finales del campeonato. El mejor ejemplo de esto es el Atlético Nacional, corporación que invirtió $15.000 millones para este año en jugadores pero ya está eliminado de la Liga.

'Entre los ocho primeros hay 6 equipos que no son los tradicionales grandes. Eso muestra que todos tienen posibilidades a pesar de que unos tengan más inversión que otros', comentó Ramón Jesurum, presidente de la Dimayor.

Los expertos consultados están de acuerdo en que los planteles grandes tienen gastos desordenados que no dan resultados y esto se le atribuye a las malas decisiones de los altos directivos de cada club.

'Los pequeños tienen menos gastos, nóminas reducidas y a veces es mejor porque no hacen grandes inversiones. Los ricos derrochan mucho y el pobre se conforma y se sostiene', dijo el comentarista Wbeimar Muñoz.

'Los equipos como Tolima y Huila se sostienen. Son ejemplo de buena administración y de ser cautos. Hay gente que sabe de fútbol y administra bien los quipos y otros se gastan la plata quién sabe cómo', agregó Muñoz y señaló a Gabriel Camargo, presidente del Tolima y a Fernando Salazar del Itagüí, que va en quinto puesto, como ejemplo de una buena administración.

'El problema de los equipos grandes es administrativo porque no saben manejar lo que tienen. A los equipos pequeños les va mejor porque son más organizados, son equipos donde los técnicos son mucho más estables, es más firme la dirección y es más constante la nomina', dijo César Augusto Londoño, periodista deportivo.

'El error más grande es que administra gente que no es del fútbol y no tienen un conocimiento exacto de un negocio que es muy diferente a los otros negocios. El fútbol es atípico y particular y hay que conocerlo bien para poderlo administrar bien', agregó.

El experto explicó que, entre los pequeños, hay equipos que tienen problemas financieros pero en sus casos son mucho más manejables porque sus costos son menores. Los equipos grandes a veces hacen inversiones desproporcionadas y no tienen con que pagar.

Tal es el caso de los dos equipos que lideran el campeonato y vienen de recuperarse de crisis financieras en los últimos años. Por ejemplo, los directivos del Deportes Tolima, después de una crisis financiera en el 2009, decidieron convertir al plantel en una sociedad anónima el año pasado.

Esta decisión pagó en su rendimiento en el campeonato de este año. El equipo está en el primer puesto con 10 de 16 partidos ganados y solo una derrota.

Por su parte, el Atlético Huila, a pesar de estar en segunda posición, ha tenido problemas financieros que aún no ha podido solucionar.

Felio García, presidente del club, confirmó la preocupante situación del equipo, el cual tiene en la actualidad un déficit por $2.000 millones.

'Sí, la verdad estamos muy preocupados, vamos bien en la parte deportiva pero lo financiero está muy mal.', dijo recientemente el directivo al diario La Nación de Neiva.

'Nosotros llevamos tres meses y no definen nada desde el punto de vista de la Gobernación del Huila, la Alcaldía de Neiva y otros patrocinadores. Y por si fuera poco, la gente no viene al estadio', agregó

Sin embargo, estos equipos prometen mantener su rendimiento en la parte final del campeonato, al contrario de los equipos con presupuestos abultados.

Conocimiento del deporte vs. buena administración
Entre los directivos de los equipos de fútbol colombiano hay directivos de orígenes en el deporte y provenientes de otros sectores.

Por ejemplo, equipos tradicionales como Millonarios y Nacional, optaron por contratar a administradores reconocidos para liderar sus empresas. Este año, el equipo azul y blanco nombró como presidente a Felipe Gaitan Tovar, un economista bogotano con experiencia en empresas como Panamco Coca-Cola y Varta Colombia, pero que no había dirigido un equipo de fútbol. Nacional también se fue con un administrador, Juan Carlos de la Cuesta, proveniente de la organización Ardila Lülle, pero que ya tenia experiencia manejando las finanzas de equipo. Fernando Salazar, del Itagüí, a pesar de haber estudiado ingeniería, también fue jugador de fútbol. Gabriel Camargo, del Tolima, además de haber sido congresista, fue atleta en su juventud.

Las opiniones

Ramón Jesurum
Presidente de la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano

'Entre los ocho primeros hay seis equipos que no son los tradicionales grandes. Eso muestra que todos tienen posibilidades a pesar de que unos tengan más inversión que otros'.

Wbeimar Muñoz
Comentarista deportivo

'Tolima y Huila son ejemplo de buena administración y de ser cautos. Hay gente que sabe de fútbol y administra bien los equipos y otros se gastan la plata quién sabe cómo'.

César Augusto Londoño
Periodista deportivo

El error más grande es que administra gente que no es del fútbol y no tienen un conocimiento exacto de un negocio que es muy diferente a los otros negocios'.