Mantener abiertas las opciones podría afectar seriamente su carrera profesional

Daniel Gulati

Es bueno diversificar sus sueños. El alto nivel de volatilidad en el mercado laboral es improbable que cambie, y el costo de la experimentación ha caído drásticamente. Pero una parte de esta estrategia a menudo subestimada es la necesidad de redoblar la apuesta en sus pasiones cuando experimenta éxito temprano.

A menudo veo que la gente que se ha creado más opciones sigue eligiendo la que le permite tener más opciones abiertas.

A largo plazo, es una estrategia de carrera con rendimientos decrecientes. Imagíne que un consultor de estrategia sea elegido para el cargo de director financiero de una compañía de Fortune 100. Simplemente no es probable.

Llenar un nicho desde el principio de su carrera puede ayudarlo a destacar en tiempos de intensa competencia. Durante la fase de solicitud, demostrar habilidades sólidas y alineación con el cargo puede maximizar la probabilidad de que le hagan una entrevista. Y como especialista, entonces podrá convencer a su patrón potencial de sus habilidades para generar ganancias sin ayuda mostrando un historial de éxito en puestos similares.

Tal vez sea tiempo que los líderes jóvenes, especialmente, se enfoquen. A continuación tres preguntas que debe hacerse:

1. ¿Cuándo empiezo a especializarme? Tal como sostiene Clayton Christensen, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, es importante que reserve tiempo para descubrir sus pasiones y que trabaje para ampliarlas durante su vida.

Hágalo al principio de su carrera, para que no se quede entre la audiencia mientras alguien más gana el Oscar.

2. ¿En qué me especializo? En la dinámica economía actual, puede ser difícil escoger una industria que vaya a ser relevante a largo plazo. Teniendo en mente sus pasiones, escoja un área grande y en crecimiento, una donde pueda acumular habilidades transferibles.

3. ¿Cuánto me especializo? Si su puesto carece de retos o si se está desinteresando con el contenido, probablemente se está dejando arrastrar mucho.

Tal vez sea tiempo de encontrar algo aparte que lo estimule o, de lo contrario, de profundizar en los aspectos de su trabajo con los que más esté involucrado.

La opción entre quedarse en la generalidad o especializarse en algo es difícil, pero a menudo los especialistas ganan. Los que se encasillen exitosamente podrán hacerse de nuevas oportunidades de trabajo, generar valor rápido y avanzar con confianza.