MANTENGA LA CABEZA FRÍA CUANDO LE HAGAN RETROALIMENTACIÓN

LR

A nadie le gusta escuchar que su desempeño no es bueno. No obstante, todos podemos mejorar.

La próxima vez que le hagan un comentario constructivo haga estas tres cosas:
 
RELÁJESE. Es comprensible estar nervioso durante una sesión de retroalimentación. La otra persona tiene todo el poder. Acepte este desequilibrio y tómeselo con tranquilidad.
ESPERE SORPRENDERSE. Es probable que le digan algo de lo que usted estaba consciente. Tal vez algo fue más importante de lo que pensaba, o quizá algo que daba como resuelto no lo estaba.
NO ESTE A LA DEFENSIVA. Incluso si discrepa, amárrese la lengua. Haga preguntas en lugar de defenderse. Una vez que se haya enfriado, siempre puede dar seguimiento.