Marissa Mayer, nuevo caso de éxito en la renovación de Yahoo

Dorie Clark

La marca languidecía. El público la desechaba como anticuada y poco inspirada. Entonces, en una medida audaz se ungió un nuevo rostro público, joven, atractiva y energética.

Es un guión que ya hemos escuchado antes con Marissa Mayer, de Google, nombrada recientemente como nueva CEO de Yahoo.

Las mejores oportunidades para designaciones que cambian las reglas del juego se presentan cuando la percepción pública de una compañía necesita revitalizarse, cuando ha agotado sus opciones estratégicas, o cuando la situación de la comercialización de la marca sea tan terrible que la única opción que tengan es crear una noticia que cambie completamente la conversación.

En el caso de Mayer, empero, su experiencia en ingeniería y los largos años que pasó supervisando algunas de las iniciativas más importantes de Google hacen sumamente probable que posea las habilidades necesarias para destacar en Yahoo. Este requisito básico muchas veces es obviado en decisiones que cambian las reglas de juego.

Y desde una perspectiva de relaciones públicas, Yahoo manejó impecablemente la contratación de Mayer.

Las mejores decisiones para cambiar las reglas del juego son inesperadas, y consecuentemente generan bastante alboroto.

La designación de Mayer como CEO tuvo éxito en todos los frentes. Primero, las primeras especulaciones decían que Ross Levinsohn, director ejecutivo interino,ocuparía permanentemente el asiento de CEO.

En segundo lugar, Mayer es joven, incluso en Silicon Valley, dirigir una compañía multimillonaria a los 37 años es relativamente inusual.

En tercer lugar, Mayer es mujer (lamentablemente, algo todavía raro entre los líderes). Y finalmente, Mayer recientemente anunció que en octubre dará a luz a un varón. El consejo directivo de Yahoo ya está ganando puntos por su convicción de que esto no representará impedimento alguno para su éxito.

Saber con precisión cuándo tomar una acción decisiva, así es como las ideas que cambian las reglas del juego se convierten en jugadas ganadoras. Y al menos por ahora, la contratación de Mayer ha tenido éxito en lo que respecta a cambiar el foco de los problemas previos de Yahoo a la promesa de su futuro.

TEMAS


Yahoo