MEJORE SU SEGUIMIENTO

LR

Al abordar una tarea difícil – ir al gimnasio, escribir una presentación importante – tal vez se reproche usted mismo por carecer de la motivación necesaria para hacerlo. Sin embargo, a menudo no es una cuestión de motivación sino de seguimiento.

Tal vez quiera hacerlo – sabe que es importante _, pero su cerebro lo convence de lo contrario. Usted se dice a sí mismo que puede hacerlo mañana o que tiene cosas más urgentes que hacer. No deje que su mente sabotee sus aspiraciones. Tome una decisión específica sobre lo que quiere hacer y no la cuestione. Dígase a usted mismo: ‘’Mañana voy a hacer ejercicio a las 6 a.m.’’ o ‘’Voy a terminar la presentación el martes a las 1 p.m.’’ Si su mente empieza a discutir con usted, ignórela.