Para tener el trabajo de sus sueños, deje de soñar metas imposibles

New York Times

Bogotá_Todos los días somos bombardeados por la idea de transformación de la noche a la mañana y gratificación profesional instantánea. Nos alimentamos con historias de gente que repentinamente lo hizo, que inesperadamente se abrió paso. Queremos creer que los sueños profesionales pueden volverse realidad.

Y por supuesto que pueden, pero raras veces de un día para otro, y raras veces en ausencia de bastante exploración y sondeo. Aunque una pequeña proporción tendrá éxito dejando su trabajo y arriesgando todo, el mejor enfoque para la mayoría de la gente es tomar las cosas paso a paso.

En términos prácticos, esto significa adoptar un nuevo esquema mental en torno a dos áreas de comportamiento.

La primera es que deberíamos darnos la oportunidad de explorar opciones profesionales durante más tiempo antes de intentar tomar una decisión. También tenemos que ser realistas sobre lo que realmente pasa cuando pensamos que estamos tomando una decisión profesional – gran parte del tiempo simplemente lo gastamos caminando en círculos, pasando rápidamente del "¿qué pasaría si?" a "sí, pero".

La segunda es que deberíamos aprender a explorar nuevas carreras como si lo estuviéramos haciendo para otra persona. Si alguien le ofreciera 5,000 dólares por encontrar conexiones profesionales útiles e identificar áreas potenciales de investigación, no volvería 48 horas después para decir: "analicé un par de cosas pero es probable que no te gusten".

Paso a paso se puede llegar a la meta
Dar pasos chicos podría consistir en desarrollar intereses o pasar tiempo con gente que trabaja en lo que le gustaría hacer. El principal desafío, es éste: ¿realmente necesita hacer algo totalmente diferente? Mencionar una meta profesional inalcanzable y fantasiosa a menudo es una forma indirecta de aceptar el hecho de que las cosas no van a cambiar. Pasar de la A a la Z de un solo salto a menudo es imposible. Pero tal vez no lo sea pasar de la A a la D. La parte dura del camino no son los últimos 10 metros sino ese primer paso.

TEMAS


Empleo