PONGA FRENO A LAS QUEJAS DE SU EQUIPO

LR

Todos somos adultos, ¿cierto?

¿Entonces por qué los equipos todavía se quejan? Quejarse es parte de la condición humana, pero no tiene por qué descarrilar a su grupo. Cuando la gente de su equipo se frustre y necesite un oído comprensivo, haga lo siguiente:

INSISTA EN LA RESPONSABILIDAD. No permita que la gente presente un problema sin intentar una solución. Aconséjeles hacer lo que crean necesario para alcanzar los resultados.
FOMENTE EL OPTIMISMO. Si la queja tiene que ver con los compañeros del equipo, fomente que el grupo trabaje internamente para entender mejor la naturaleza del problema, y que después cree una solución conjunta. Recuérdeles que la mayoría de la gente no es difícil a propósito.