Por qué cantar goles en horario de trabajo puede mejorar la productividad

El Economista

Empresas permiten ver el Mundial porque consideran que aumenta la productividad, el bienestar y reduce el estrés

El Economista

Los partidos del mundial de futbol suelen traer emoción, alegría y euforia, y en algunos casos, sufrimiento. Y más en un país como Colombia, donde el fútbol es el deporte más importante y genera gran impacto en la economía del país.

Jaime Cardoso, director de marketing de Kronos para Latinoamérica, firma especializada en soluciones para la administración de análisis laboral y control de accesos, explica que  si no lo hicieran, las empresas correrían el riesgo de sufrir ausentismo y reducción de productividad.

“Las ausencias afectan 1% del costo de la nómina de forma cotidiana. Se registra una tasa anual de ausentismo de 7%. Además, la productividad baja un 49,3 % en otros trabajadores porque deben suplir las actividades del que falta. Cada cuatro años, cuando se celebra el mundial, estas cifras aumentan”, explicó.

Las empresas no pueden cerrar los ojos ante esta cifras. Por este motivo, conviene crear estrategias que permiten ver los partidos en los centros de trabajo y así mantener la productividad y fomentar la convivencia.

Consejos concretos
Cardoso explica que para tener una dinámica sana en este mundial, lo primero es establecer políticas sobre cómo los empleados podrán disfrutar de los partidos y cuáles son las normas a seguir, así como mantener una comunicación clara.

Una opción para disfrutar la temporada es designar un espacio especial como el comedor donde se tenga la pantalla o si es necesario, colocar una.

Asimismo, la empresa puede organizar quinielas,  una rifa de premios y autorizar que los colaboradores puedan vestir prendas alusivas a la selección. Esto sí, no usar trompetas o matracas porque habrá colegas trabajando en otros pisos del corporativo.

Sacar provecho del horario
“Se trata de sacar el mayor provecho del horario. Por eso, pensamos en un desayuno y terminando el partido, cada quien regresa a sus actividades con más pila”, dice.

No optarán por ir a restaurantes, bares u otros centros porque el tiempo que se perdería la acabaría afectando la productividad de toda la empresa.

Cardoso también recomienda que las empresa ofrezcan incentivos a sus empleados por ir en esos días, hacer otras amenidades, modificar los horarios de comida si los partidos se juegan en la tarde y definir si se verán todos o solo los de Colombia.

Este tipo de iniciativas, destaca, va más allá de intereses económicos, ya que considerando que al año un empleado trabaja cerca de 2,300 horas al año, debe tener momentos para relajarse, disfrutar y convivir con sus compañeros.

Fútbol en el banco
También el sector bancario se suma a la fiebre del mundial., “No podemos pasar por alto la euforia del mundial y todo lo que significa para los mexicanos. Además, es un pretexto perfecto para reafirmar nuestra cultura empresarial. Así también fomentamos la socialización y evitamos el ausentismo que en estas fechas suele aumentar”, explicó Luis Joseph Esteinou, director de aprendizaje, liderazgo y comunicación institucional de Scotiabank.

En las oficinas corporativas del banco se acomodarán las áreas del comedor para que los colaboradores disfruten los partidos de México con un desayuno de tamales. Los empleados podrán vestir con prendas de la selección, llevar banderas o algún otro aditamento. También se pintarán banderas en el rostro.

Si bien habrá flexibilidad en los horarios tanto en el corporativo como en las agencias, las reuniones se realizarán siempre que no afecten la productividad o la atención a los clientes. Este tipo de reuniones sólo se realiza cuando en eventos masivos como el mundial de futbol o los Juegos Olímpicos, hay representantes.

Integración de los trabajadores
Detalló que brindar espacios recreativos permite a los empleados sentirse cómodos y felices. Durante los partidos, servir alimentos y bebidas para los colaboradores y regalar artículos alusivos al mundial como mini balones de futbol, manitas aplaudidoras y tarros cerveceros, también es una opción.

De igual manera, que los empleados puedan ponerse prendas de sus equipos favoritos y cada uno tenga la libertad de elegir entre participar en las actividades en las áreas comunes o seguir los partidos desde su computadora, dependiendo de sus responsabilidades.

Energía futbolera
Cecilia Fontanot, directora de recursos humanos para México y Centroamérica en Enel, destacó que es importante que sus colaboradores disfruten de estas actividades porque el deporte permite transmitir los valores de la compañía: trabajo en equipo, aprovechamiento de las habilidades de cada persona, mantener una actitud positiva y ganadora, así como mantener un alto nivel de compromiso.

Álbum corporativo
“En el álbum Enel, los protagonistas son las personas de nuestro equipo de trabajo. Fomentaremos el intercambio de estampas para una buena causa y contamos con dos mecanismos para conseguir completar el álbum: la donación económica para conseguir sobres o la donación de horas de trabajo; tanto el dinero como las horas se destinarán a proyectos filantrópicos.

“Así reconocemos el talento de nuestras estrellas y potenciamos el engagement (compromiso de los trabajadores con su empresa) interno, además de apoyar buenas causas”, detalló.

También en esta empresa, los empleados podrán vestir playeras, banderas, bufandas u otros elementos significativos de sus equipos favoritos.

Solo hay una condición: tendrán que organizarse para que el trabajo no se vea afectado, sobre todo cuando juegue el equipo mexicano. A nivel regional  establecerán un banco de horas para que los colaboradores puedan ver algunos de los partidos de su preferencia.

TEMAS


Bienestar Laboral - estrés laboral - Mundial de Rusia 2018 - Selección Colombia