¿Por qué es tan difícil encontrar nuevos empleados si el desempleo es alto?

Robert Moritz

¿Por qué las empresas estadounidenses no están encabezando la recuperación económica global? Los mercados de capitales erráticos, la política fiscal y la incertidumbre regulatoria juegan una parte.

Pero hay otro factor que pronto podría eclipsar al resto – la creciente brecha entre los trabajos calificados disponibles y el talento que se necesita para ocuparlos. El fracaso para encontrar y fomentar este talento está evitando que las compañías estadounidenses innoven para obtener ventajas competitivas.

Pero el problema no sólo es de Estados Unidos: de acuerdo con el Sondeo Anual de CEOs de PricewaterhouseCoopers, dado a conocer a principios de año, casi 50% de los directores ejecutivos de todo el mundo dice que se ha vuelto más difícil llenar esta brecha de habilidades. ¿Cómo es posible que encontrar trabajadores capacitados sea un problema para las empresas estadounidenses y europeas cuando el desempleo sigue siendo tan alto?

El problema es que la crisis financiera que infló la fila de los desempleados empequeñece con los efectos actuales de la transformación digital de los mercados mundiales. Innovaciones como los teléfonos inteligentes y la facilidad de transportar datos financieros a través de tecnología móvil están teniendo un efecto positivo más inmediato en las economías emergentes que en las desarrolladas. La demografía está de su lado, y hay menos industrias físicas que deban suplantarse. Las industria de Occidente, empero, apenas están empezando a comprender la promesa de la revolución digital y a entender su profundo impacto.

Tradicionalmente, tales transformaciones crean brechas temporales de capacidades. Pero una transformación de esta escala se llevará mucho más tiempo que lo que han necesitado antes tales transformaciones. Esto significa que esta discrepancia entre talento y exigencia constante de innovación probablemente seguirá ocupando un lugar prioritario en la agenda de los CEO de Oriente y Occidente mucho después de que se resuelva la crisis financiera, 75% de los CEO de Estados Unidos y 70% de los CEO mundiales de nuestro sondeo ya afirman estar invirtiendo en capacitación para garantizar una fuente futura de empleados calificados. Sin embargo, los negocios no pueden hacer todo solos – por lo que estas compañías están buscando asociarse con el gobierno. De hecho, 57% de los directores ejecutivos estadounidenses quiere forjar más sociedades públicas-privadas para restaurar su competitividad.

Conserve a los buenos talentos
Uno de los puntos más importantes a la hora de conformar un buen equipo de trabajo es identificar los buenos talentos y saber conservarlos manteniendo su satisfacción personal. La mayoría de las empresas mide la satisfacción de los empleados con el clásico sondeo anual. Las firmas más inteligentes sondean con mayor frecuencia, y sólo hacen algunas preguntas básicas y simplifican los informes. La retroalimentación puede ser difícil pero estas encuestas rápidas puede ser poderosas herramientas motivacionales.