¿Quiénes son los responsables de la tecnología en las organizaciones?

Andrés Julin Gómez Montes

La respuesta lógica a la anterior pregunta, sería “los técnicos”, pero esto es una visión incompleta. Todavía muchos empresarios tienen la filosofía del viejo adagio que dice “zapatero a tus zapatos”.

Creo que esta visión es anticuada y está llamada a ser recogida. Un empresario, presidente, gerente o en general alguien con responsabilidades altas y medias en una empresa debe conocer sobre muchos temas, incluso aquellos que no hacen parte de su labor diaria.

Cuando cursé mi pregrado, tomé un curso de contabilidad. Este curso se dictaba en paralelo para administradores y para no administradores, que era mi caso, pues yo soy ingeniero de sistemas. La justificación de este curso radicaba en que quienes estábamos en ese curso, en un momento u otro deberíamos leer, entender y contradecir informes contables. Aunque en el curso se nos enseñaba a hacer los principales estados financieros, se nos decía que lo más probable es que una vez finalizáramos el curso, no tendríamos que volver a hacer estos estados, pero si deberíamos estar preparados a recibirlos, leerlos y entenderlos. Esto es una realidad, donde los empresarios y altos directivos deben estar en la capacidad de entender estados financieros, donde su firma los aprueba y con esto se tiene una responsabilidad jurídica.

Así como los empresarios y ejecutivos deben tener conocimientos así sean básicos sobre contabilidad, algo similar sucede con las tecnologías en las empresas. Tradicionalmente se ha pensado que las tecnologías son un “problema” de los ingenieros de sistemas y de los técnicos. Si se habla de páginas web, el “problema” se extiende al área de mercadeo. Esta visión niega una realidad y es que la tecnología, llámese internet, sistemas de atención al cliente, administración de recursos o lo que sea, tiene que ser entendida como una herramienta estratégica. De esta forma, gerentes, presidentes y demás tienen mucho que decir frente a ella.

Con esta visión, definir una u otra tecnología, debe partir de una necesidad real de la empresa (por ejemplo, vender más o tener una presencia de alta calidad en internet) y su implementación debe ser apoyada desde las esferas más altas de la organización. Es claro que muchos ejecutivos tienen una agenda apretada y poco tiempo para dedicarle a la puesta en marcha de tecnologías. Esta es la razón por la cual estos temas usualmente acaban siendo delegados al departamento técnico y de ingeniería. A pesar de esto, mi recomendación es que los ejecutivos tengan una actitud mucho más activa. Es un error que los ejecutivos no se involucren o se limiten a recibir y probar los “avances finales” de la tecnología.

Para lograr esto, no es necesario que los gerentes estén presenten en todos los pasos de la puesta en marcha de la tecnología, pero si en algunos claves y muy importantes. Para finalizar un ejemplo de cómo un líder puede apoyar la puesta en marcha de una estrategia de internet. Si un ejecutivo decide participar activamente de la puesta en marcha de una estrategia de internet, deberá participar en las principales etapas del desarrollo. Para empezar, debe tener muy claro las razones para crear esta estrategia y cómo esta apoya a la estrategia física.

A la hora de definir los lineamientos, también debe generar su aporte. Si se van a hacer ejercicios con clientes finales, también deben participar. Con los lineamientos de la estrategia, debe participar en la selección de proveedores y en la ejecución de los mismos. Y finalmente, cuando se hagan cambios a la estrategia, su presencia debe ser notoria.