Quince imágenes sobre el origen de Amazon, Microsoft, Apple y otros: “Desde cero”

Bill Gates y Paul Allen, Microsoft. En 1970 y recién salido de la preparatoria, Gates trabajaba incansablemente para desarrollar sus ideas, pero incluso con la guía de un mentor como Paul Allen, quebró su primer intento empresarial Traf-o-Data, un negocio de computación que automáticamente leía los datos crudos de contadores de tráfico y permitía generar con ellos informes útiles para los ingenieros de tráfico. | Foto por : Time
Konosuke Matsushita, Panasonic. Panasonic fue fundada el 7 de marzo de 1918 por Konosuke Matsushita, un joven de 23 años aficionado a la electrónica. Vivía en un departamento de dos habitaciones con su esposa y hermano, y trabajaba en la Compañía de Luz Eléctrica de Osaka. Por las noches diseñaba aparatos nuevos hasta que un día desarrolló un nuevo tipo de toma de luz. El resto, es historia. | Foto por : Panasonic
Larry Page y Sergey Brin, Google (ahora Alphabet). Como todas las buenas historias de emprendimiento, Larry Page y Sergey Brin fundaron Google Inc. en el garaje de un amigo en Menlo Park, California. Ambos emprendedores se conocieron en la Universidad de Stanford cuando decidieron colaborar en un proyecto de posgrado para desarrollar un buscador de temas de la biblioteca escolar. | Foto por : Google y The Internet History Podcast
Lorenzo Servitje, Bimbo. El fundador y legendario director de la panificadora más grande del mundo, arrancó este negocio con sus socios Jaime Jorba, Jaime Sendra, Alfonso Velasco y José T. Mata en 1945. Hoy la empresa tiene presencia en 32 países y ventas anuales por US$13.890 millones. | Foto por : Bimbo
Pierre Omidyar, eBay. Omidyar es el caso típico del “nerd” que dedicó todo su esfuerzo para alcanzar el éxito. Durante un fin de semana largo en 1995, el emprendedor creó un sitio que trajo subastas a la red y revolucionó lo que anuncios clasificados y comercio electrónico podrían ser. | Foto por : eBay
Jeff Bezos, Amazon. Bezos renunció a su empleo de oficina, cruzó Estados Unidos y arrancó un servicio de venta de libros por internet a través de un modelo de negocio en el que nadie creía. Hoy es el hombre más rico de la historia moderna. | Foto por : Nathan Miller
Steve Jobs, Apple. Los padres biológicos de Jobs lo abandonaron al nacer, pero tuvo la suerte de ser adoptado por una buena familia que lo mandó a la escuela secundaria donde conoció a Steve Wozniack. Su historia es legendaria: abandonaron la escuela para abrir un negocio de cómputo desde un garaje. Hoy esa empresa se llama Apple. | Foto por : Getty
Howard Schultz, Starbucks. Cuando era un joven vendedor de una tienda de café de Seattle, Schultz viajó a Milan donde se inspiró para abrir una tienda de espresso como las que había en Italia. Su jefe no quiso ser dueño de cafeterías, pero le prestó dinero para que pudiera probar su idea. | Foto por : Starbucks
Sam Walton, Walmart. Cuando a Sam Walton se le ocurrió abrir una tienda general en 1945 no tenía propiedades a su nombre. Le pidió US$25.000 a su suegro para arrancar y fue hasta 1962 que abrió su primer Walmart oficial. | Foto por : Walmart
Larry Ellison, Oracle. En esta imagen se ve a los fundadores de Oracle en 1978 celebrando el primer año de su startup de procesamiento de bases de datos. Hoy Ellis es uno de los hombres más poderosos del mundo, pero nació en las calles pobres del Bronx de una madre soltera. Fundó Oracle con una inversión de US$2.000. | Foto por : Oracle
Milton Hershey, Hershey. No hay otro nombre en el que se piense cuando se habla de chocolates, pero Milton Hershey comenzó siendo un don nadie. Fue despedido de una imprenta y arrancó tres negocios de dulces que se fueron a la quiebra. Su último intento, que decidió enfocar solo en chocolates y al que bautizó con su propio nombre cambió la historia de la industria dulcera. | Foto por : Hershey Community Archives
Federick W. Smith, Federal Express. En 1971 se le ocurrió a Federick Smith que no había un negocio que entregara paquetes de la noche a la mañana. Su empresa, FedEx, se convertiría en la primera compañía estadounidense en alcanzar el valor de US$10.000 millones. No siempre tuvo éxito. En introdujo un servicio de entrega electrónica, llamada Zapmail, para competirle a los fax. La aventura fue un fracaso que le costó US$350 millones a la compañía. | Foto por : Federal Express
Walt Disney, Disney. El padre de la animación moderna occidental (o ciertamente su figura más famosa) arrancó su vida como cartonista de diversos diarios, uno de los cuales lo despidió por falta de creatividad. En la década de los 20 arrancó su compañía lleno de problemas económicos. Al comienzo de 1930 perdió los derechos de su medianamente popular caricatura Oswald the Lucky Rabbit y tenía cuatro millones de deuda. Luego se inspiró en un ratón para hacer un personaje. | Foto por : D23.com
Ben Cohen y Jerry Greenfield, Ben&Jerry’s. Ben Cohen y Jerry Greenfield eran amigos de la infancia que en los años 60 y parte de los 70 vivieron como hippies. Después de tomar un curso por correspondencia de 5 dólares sobre cómo hacer helados, abrieron su heladería en una gasolinería abandonada en Burlington, Vermont. | Foto por : Toby Talbot/AP
Carlos Slim, Grupo Carso. El hombre más rico de México aprendió de su padre los temas básicos de negocios y finanzas. A los 11 años hizo su primera inversión al comprar un CETE. Después compraría diversas empresas, entre ellas Teléfonos de México | Foto por : WhealthX

Jobs, Bezos y Schultz arrancaron de la nada

Gestión

Existe nombre que resuenan en la comunidad emprendedora y que son frecuentemente citados como personajes a imitar. Todos queremos ser como Steve Jobs, Jeff Bezos y Bill Gates y tener la próxima gran idea que sacuda y transforme al mundo.

Persiste la falsa creencia de que estos personajes icónicos empezaron su camino al éxito desde muy jóvenes y que su trayectoria fue relativamente sencilla. Lo cierto es que, aunque muchos de los emprendedores más famosos alcanzaron el éxito muy jóvenes, la mayoría encontró la plenitud cerca de los 45 años.

No es mentira. Un estudio reciente encontró que incluso los empresarios que triunfaron antes de cumplir los 30 años, encontraron su plenitud como hombres de negocios arrancando la segunda mitad de sus vidas.

Uno de los grandes mitos de la vida emprendedora es que te harás millonario con tu primera idea de negocios y que el camino será relativamente más cómodo que la vida de oficina (mentira de mentiras). Lo que debemos recordar es que incluso detrás de cada historia de éxito, hay horas incontables de trabajo y fracasos repetidos.

Pero no te desanimes. Hasta Jeff Bezos, el hombre más rico de la historia moderna, empezó desde cero. Si no nos crees, echa un vistazo a las siguientes fotografías que prueban que el éxito es cuestión de trabajo duro y mucho análisis de oportunidades.

TEMAS


Amazon - Disney - Google - Walmart - Starbucks