¿Realmente es internet una opción rentable y sólida para la economía mundial?

Rita McGrath

Previsiblemente, la oferta pública inicial de Facebook ha iniciado un frenesí. Y aunque es cierto que las redes sociales han cambiado nuestra forma de interactuar y explorar, la pregunta del millón de dólares persiste: ¿toda esta actividad en internet puede generar rendimientos económicos sólidos?

La conversación actual sobre el modelo comercial detrás de sitios como Facebook, Twitter y LinkedIn es reminiscente de la conversación que tuvo lugar durante la burbuja tecnológica de finales de la década de 1990: si tan solo pudiéramos adoptar la nueva tecnología, el modelo comercial seguirá. Y ahora, los seguidores de las redes sociales están obsesionados con el número de usuarios de la misma forma en que los de la década de 1990 ansiaban aún más “ojos“ para sus sitios.

Pero estamos pasando por alto un algoritmo crucial – el que traduce el tiempo gastado en una página a rendimiento económico para la compañía. Al contrario de una organización de membresía, Facebook y los de su tipo dependen de que los usuarios compren a los publicistas o gasten dinero en otras actividades, como juegos, para generar ingresos. Y el hecho es que estas dependencias se basan en gran parte en supuestos no comprobados sobre el comportamiento del usuario.

TEMAS


Internet