Saque el mayor provecho de los clientes y el comercio en tiempos revolucionarios

Scott Goodson

Algo muy importante ha cambiado en nuestra cultura global durante el último par de años. Como líderes empresariales, ahora nos enfrentamos a una población más consciente de lo que está pasando en el mundo y más hambrienta por involucrarse.

En este nuevo mundo, los clientes fácilmente pueden volverse activistas, sea a favor o en contra suya. Si a su alrededor acontecen levantamientos y movimientos, entonces su negocio debe involucrarse con alguno – o mejor aún, iniciar un movimiento propio.

Un movimiento de marca no tiene que ser político. Mientras trabajaba en mi nuevo libro sobre movimientos de marketing, me topé con todo tipo de cosas, desde una compañía de comida para perros que lanzó una iniciativa de bienestar para animales hasta un zapatero que inició un movimiento mundial para calzar a niños pobres.

En cada caso, la compañía en cuestión lograba que la gente apoyara una idea relevante, permitiendo que los clientes se volvieran activistas. En el proceso, demostraba que no sólo le interesaban las ganancias. A continuación cinco lecciones que vale la pena recordar:

1. Escuche que piden los clientes.
Descubra qué los apasiona y de qué hablan entre ellos. Si escucha cuidadosamente, tal vez detecte el sonido de una idea.

2. Invite a la plaza pública.
Los gobiernos a menudo intentan desbaratar los mítines masivos, pero si quiere facilitar un movimiento cultural, haga lo contrario – cree plataformas donde la gente pueda unir fuerzas.

3. Ondee su bandera con orgullo.
Una vez que decida respaldar una idea o iniciativa, elabore un logotipo o una bandera. Inspire a gente apasionada para que lleve su movimiento a las masas.

4. No sea falso.
La gente puede sentir si está siendo sincero. No puede liderar un movimiento si usted mismo no cree en él.

5. Globalícese.
Su idea tiene el potencial de subirse a una ola de energía humana y explotar allende límites.