Sea usted mismo en las conferencias

Las conferencias pueden poner nerviosa incluso a la persona más extrovertida. En ambientes tan socialmente intensos, es fácil tener una mini crisis de identidad.

¿Quién soy? ¿Por qué la gente querría hablar conmigo? Olvídese de esas preocupaciones y sea usted mismo. Resístase a la urgencia de mencionar nombres de conocidos y recitar sus credenciales (como un cargo ostentoso o el hecho de que tenga cosas publicadas). En cambio, conozca a la gente como personas, sin puestos ni estatus. Deje que lo conozcan de la misma forma. Cierto, es estresante presentarse sin identificar inmediatamente su trabajo. Pero intente formular preguntas abiertas y entrar a temas personales. Pregunte a los demás asistentes qué es lo que están disfrutando de la conferencia o incluso qué tan lejos viajaron para ir.

 

(Adaptado de“How to Attend a Conference as Yourself”, de Peter Bregman).