Siete negocios que puede emprender desde la casa y sin mucha experiencia

El Mundo

Si tiene un fuerte espíritu emprendedor, considere dónde se encuentran sus fortalezas y pasiones, y comiencea trabajar a partir de ese punto para crear su propio negocio. Aqui algunas ideas para empezar.

1. Organizador de Hogares
Para algunos mantener una casa organizada les resulta muy natural. Para otros, es una lucha diaria. Si se ubica dentro de la primera categoría, podrá ayudar a los de la segunda.

Inspirada por miles de programas de televisión que muestran organizadores profesionales, Nettie Owens se dio cuenta que su habilidad de arreglar el desorden y de organizar podía constituir un negocio potencialmente lucrativo y hoy es una reconocida empresaria.

2. Tutor de Música o Académico
Si tiene habilidades de tipo académico o musical y es aficiónado a compartir su conocimiento puede disfrutar de un negocio de tutoría en el hogar. Puede dar clases particulares de asignaturas de escuela primaria como matemáticas básicas y geografía hasta materias como inglés, música o ciencias.

3. Negocio de pastelería
Si se considera aspirante a cconvertirse en la próxima Julia Child, la reconocida chef estadounidense, tal vez su vocación sea un negocio de pastelería en el hogar. Tortas, dulces para fiestas, gelatinas decoradas pueden representar costos bajos de producción y un negocio fácil de difundir entre círculos cercanos.

4. Niñera
¿Quién no requiere de los servicios de una niñera de reconocida experiencia y seriedad? Dedicarse a cuidar a pequeños puede ser un bueno negocio. Si le gusta cuidar a los menores de la casa esta opción le puede resultar.

5. Estilista personal
Cualquiera que tenga una afición por la moda debería considerar una carrera ayudando a otros a lucir elegantes. Esto es exactamente lo que Hilary Rushford hizo a principios del 2011 cuando fundó Dean Street Society, un negocio de estilo personal para “personas reales con presupuestos reales”.

6. Consultor de mercadotecnia
Muchas compañías pequeñas y personas creativas aman lo que hacen pero tienen una aversión hacia los aspectos técnicos de sus negocios. Ahí es donde los consultores de mercadotecnia entran en juego.

Hace aproximadamente 11 años, Cynthia Nevels se dio cuenta de la importancia del mercadeo y comenzó un negocio desde casa que ofrecía servicios a pequeñas empresas. “Debido a que los dueños de una empresa pequeña en ocasiones son alérgicos a la tecnología y a los “papeles”, mi negocio floreció”, afirma. Su negocio ayuda a los clientes a identificar el tipo de empresa en la que están y cómo llegar a su público a través de la marca.

7. Vender sus productos
Desde productos para el baño y de belleza a joyería artesanal, no hay límites en lo que puede vender (o lo que la gente comprará). Determine dónde se une su pasión y su habilidad, y luego comience a fabricar y vender. Puede usar plataformas en línea como Etsy, eBay, Artfire y Big Cartel.