Tendencias tecnológicas y otros demonios

123RF

La mayoría de empresas entró a internet por moda.

Andrés Julián Gómez Montes

*Director Innovintergy Consulting.

Hace varios años me di a la tarea de analizar las razones principales por las cuales las empresas cuentan con presencia en internet (con páginas web, redes sociales, email marketing, etc.). Pueden existir cientos de razones, pero llegué a la conclusión de que, de una u otra forma, se pueden agrupar en cuatro elementos: 1. Es una moda, 2. por no quedarse atrás, 3. algún tipo de regulación, o 4. hace parte de su estrategia.

No voy a profundizar en estos cuatro temas (esto lo discuto a fondo en mi libro Estrategias de internet: Haga crecer su empresa y venda más), pero sí me centraré en el primer elemento: la moda. Considero que esta es una razón interesante, pero siempre como complemento. Si la razón primordial para que su empresa cree presencia en internet, o en general adquiera cualquier tipo de tecnología, es la moda o una tendencia, en cierto punto es una apuesta o una moneda al aire. Insisto algo que mencioné en la entrega anterior: es genial que las empresas sean proactivas y no reactivas en la adquisición de tecnologías, pero se debe tener mucho cuidado con las tendencias y las modas.

De alguna u otra forma, la mayoría de las empresas que tienen presencia en internet, lo hizo por la moda o por no quedarse atrás. Y por eso mismo es que un número grande de las empresas no sabe si su presencia en internet ha sido un gasto o una inversión. Son relativamente pocas las empresas que tienen claro, con un alto grado de certeza, si su presencia en internet les ha generado nuevas ventas, ahorros, nuevos clientes y al final, aumento en las utilidades.

Las empresas conviven en entornos que cada vez son más competitivos.

Querámoslo o no, salvo con pocas excepciones de industrias muy reguladas y/o con barreras de entrada muy altas, cada vez hay más competidores en el mercado. De un lado, aparecen empresas nuevas que, con poco o ningún conocimiento de la industria, pueden convertirse en competidores serios de su empresa, y si están basados en internet, lo pueden hacer a muy bajos costos. Y, por otro lado, empresas que hace unos años no hacían parte de los competidores de su empresa, gracias a internet y las comunicaciones, hoy puede que estén vendiendo productos y servicios a sus clientes desde el otro lado del mundo. Es decir, esta competencia intensa deberían llevarlas a estar muy alerta de lo que sucede en el mercado, y claro, analizando las tendencias de tecnología.

La alta gerencia no solo debe ser partícipe sobre la inversión (ojo, no dije “compra”) en tecnologías, sino que las debe liderar. Usualmente estas las lidera las áreas de tecnología. Yo propongo que esto cambie, y que sea la alta gerencia, en cargos administrativos, quien lidere o co-lidere los mismos con las áreas netamente tecnológicas. Además, que la unión entre los mundos administrativos y tecnológicos no sea dejada exclusivamente en el área de tecnología o que un profesional experto en manejo de proyectos sea quien lidere el tema. En un próximo artículo profundizaré sobre este particular, por ahora quiero que se lleve un mensaje sobre cómo las áreas administrativas tienen mucho que hacer en las decisiones que tienen que ver con tecnologías.

Independientemente de si estamos analizando unas tecnologías que son tendencia o una que ha trascendido este concepto, el liderazgo es vital. Y esto empieza, entendiendo cómo cada tecnología en particular aporta al desarrollo de la empresa. Es decir, que, si se hace una inversión en tecnología, se analiza si esta se adapta a las necesidades de la organización y, con un alto grado de certeza, se estima que, en un lapso de tiempo predeterminado, esta generará retornos positivos a la organización.

Por último, le propongo un reto. Analice en los archivos de su empresa los retornos que las tecnologías le han dejado a su organización en los últimos dos, cinco, 10, 15 y 20 años. ¿Qué le dicen estos datos? Y si no cuenta con los mismo, ¿por qué cree que esto es así (en este mismo artículo está la respuesta)? Si no le gusta lo que encontró, puede que sea hora de abordar la tecnología desde un ángulo totalmente diferente, entendiendo los elementos positivos y negativos de las tendencias tecnológicas.

TEMAS


Análisis - Tecnología - Transformación Digital - Internet