Tómese en serio las críticas de cambio

No a todo mundo lo emociona el cambio. Las personas que lo resisten a menudo se les considera obstáculos inflexibles a superar. Pero no las vea simplemente como barreras para el éxito.

Si bien algunas sí socavan los esfuerzos de cambio, es miope pensar que todas lo harán o incluso querrán hacerlo. Intente comprender por qué la gente se resiste. Pregunte qué es lo que les preocupa y escuche sus críticas. Al hacerlo podría descubrir inquietudes válidas que deban ser tratadas. Ponga en uso las perspectivas de todos y haga de los renuentes sean parte de la solución.

(Adaptado del Módulo en Internet de Harvard “ManageMentor: Change Management”).

TEMAS


Consejos de Harvard Business Review