UniAtlántico quiere estar entre las mejores universidades del país y superar crisis pasadas

Diana Arrieta Marín - darrieta@larepublica.com.co

La Universidad del Atlántico ha emprendido durante los últimos años un plan estratégico, que tiene como principal objetivo lograr los más altos estándares de calidad en educación superior.

Su rectora y líder del proyecto, Ana Sofía Mesa, en entrevista con LR, contó cómo se llevó a cabo el plan de choque y habló sobre el riguroso proceso que ha permitido el reflorecimiento de la institución barranquillera.

¿Cuándo arrancó su gestión y en qué consistió?
Desde 2006 llegué a la Universidad, en ese momento estaba a punto de cerrarse debido a la profunda crisis financiera en la que se encontraba. Se gastaba más del dinero que recibía. Así que mi responsabilidad fue sacarla de su crisis. En ese momento se había acogido a la Ley 550, ya no tenía gobernabilidad, estaba en manos de los jueces por los embargos, no se le estaba pagando a los pensionados, no se pagaban los activos, no había recursos.

Se planteó una estrategia a los acreedores que incluía muchas medidas de choque. Luego, en agosto de 2006 se firmó un acuerdo que incluía replantear el tema de los cupos, se reestructuró administrativamente la Universidad porque estaba burocratizada.

¿Cuáles fueron esas medidas?
Lo primero fue la recuperación financiera. Se logró que el Gobierno Nacional le otorgara $30 mil millones a la Universidad y tocó buscar un crédito para apoyar las medidas que se estaban tomando. Pero como la capacidad de riesgo de la Institución no daba para que alguna entidad del sector financiero pudiera prestar, acudimos a un crédito del Idea (Instituto de Desarrollo de Antioquia), entidad que nos prestó $24 mil millones. Ésta no es vigilada por la Superintendencia Financiera, por eso no necesitamos la calificación de riesgo.

¿Qué medidas se tomaron en lo referente a la matrícula de los estudiantes?
Un punto importante fue estratificar las matriculas; es decir, antes todos pagaban $90.000, independientemente de su nivel socio económico, está estratificación se hizo sobretodo porque no es justo que un estudiante estrato 5 pagara lo mismo que uno estrato 1 ó 2.

Así que los estudiantes de estratos bajos quedaron pagando el 40% de un SMLV. Otra decisión que representó ahorro fue trasladar y concentrar a todo el personal de la sede 20 de Julio a la sede Norte.

¿Cómo van con las acreencias?
Actualmente se deben $42.000 millones de un total de $130.000 millones de acreencias, que inicialmente fueron de $180.000 millones, pero luego de determinar cuales no tenían un soporte adecuado se logró bajar la cifra. Además, la eliminación de primas extra legales a los empleados fue otra solución al tema financiero.

¿Y ahora en que plan se están concentrando?
El reto era salir de todos los inconvenientes financieros, con el fin de obtener calidad educativa, porque ese es nuestro objetivo. Luego de ese plan de choque, la pregunta era para dónde vamos, así que desde 2009 llevamos a cabo un Plan Estratégico que va hasta 2019.

Lo primero que hicimos fue compararnos con las mejores universidades de Colombia, así que como mínimo nos propusimos ser como ellas. Además, al 2019 deberán estar acreditados todos los programas de la Universidad, tanto nacional como internacionalmente; lograr certificaciones de calidad, grupos de investigación categorizados, tener una cobertura de unos 25.000 estudiantes al 2019, aumentar también el número de maestrías y doctorados.

¿De qué ventajas gozan los estudiantes?
Total apoyo a las minorías étnicas. Estudiantes afrocolombianas, indígenas y raizales no pagan inscripción, ni matrícula y se tiene aproximadamente un 10% o más en este grupo. Los dos mejores estudiantes de cada programa tampoco pagan matrícula, de igual manera se hacen reconocimientos a los más destacados en deporte y cultura. Bajo un modelo de monitores se le da un incentivo económico a otros estudiantes con ciertos requisitos. Hasta ahora han logrado 18.000 estudiantes, acercánse a la meta de 2019. También tienen10 maestrías, algunas propias y otras en convenios con otras Universidades; además de 3 doctorados, que son en Física, Educación y Medicina Tropical.

Las opiniones

Beatriz Vélez
Miembro del Consejo Superior de Uniatlántico

'La rectora ha realizado una gestión de poner en orden la casa, lo que ha permitido continuar con el desarrollo académico de la Universidad, con procesos de acreditación'.

Hector Rodelo
Miembro del Consejo Superior de Uniatlántico

'El compromiso con la Universidad ha sido su recuperación financiera, gracias al liderazgo, responsabilidad y un trabajo en equipo'.

TEMAS


Educación