Victimización laboral, un fenómeno con efectos nocivos en la productividad

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

¿Usted es victimizador o víctima en su organización? Vale la pena hacerse la pregunta, porque la victimización laboral, es un fenómeno, más común de lo pensado, que enrarece el clima laboral y que afecta la productividad y competitividad empresarial.

El profesor asociado e investigador, Jorge Yamamoto, señala que en la victimización laboral hay un daño psicológico, físico y moral y tiene un efecto nocivo en la salud y la calidad de vida de los empleados. Yamamoto, quien fue invitado por la Universidad Eafit de Pereira para dictar una conferencia sobre el tema, es profesor de la Universidad Católica del Perú, en el Departamento de Psicología, investigador y gerente de una consultora.

¿Qué es la victimización laboral?

Es un proceso en el cual uno o más individuos generan daño a una persona o un grupo de personas logrando el cometido, es decir, que el grupo perciba un daño psicológico, físico o moral. Los perfiles de más alto rendimiento son los más susceptibles a la victimización y aquí no sólo me refiero a altos ejecutivos, sino también a jóvenes talentosos.

¿Qué tan frecuente es este fenómeno en las organizaciones?

Al margen de su frecuencia, los efectos son terribles para la salud y calidad de vida de quienes son víctimas y tiene un efecto muy nocivo en la productividad, competitividad y calidad de las empresas.

¿Cuáles son los efectos?

En un primer nivel están los efectos negativos en la salud, aumentan las enfermedades, los síntomas psicosomáticos, la calidad de vida se ve afectada y la persona no puede ser feliz en una condición de victimización. Reduce su satisfacción laboral y su producción baja drásticamente. La interacción se vuelve hostil y puede convertirse en un individuo beligerante tanto para su grupo como para la propia organización. Son propensos a la ‘quemada laboral’, que es un fenómeno producto de un estrés crónico que lleva a un nivel de deterioro individual alto. Son personas que inicialmente están muy comprometidas con su trabajo pero por diversas condiciones sienten que no logran obtener el resultado. Entonces llega un sentimiento de agotamiento por más que se descanse, bajo rendimiento y poco bienestar. Generalmente tiene que ver con personas que tengan una responsabilidad.

¿Cómo se puede identificar cuándo se es victimizador o en caso contrario víctima?

Hay que entender que cuando uno genera la victimización puede que no se haga de manera consciente. Percibe algo que está mal y le nace hacer un comentario corrosivo o generar un daño, una marginación a otra persona. Entonces cada vez que percibamos que existe algo que nos molesta de un individuo y le hacemos un llamado de atención hay que estar alerta porque sin darnos cuenta podemos generar la victimización. Desde el otro punto de vista es más fácil detectarlo. Porque cuando soy víctima, voy a sentir que me excluyen, que me hacen daño y que no hago parte del grupo de .

¿Cómo se puede detectar la victimización en las empresas?

Requiere de una metodología científica que no es complicada. Consiste en hacer diagnósticos de clima organizacional con cierta frecuencia a través de preguntas personalizadas y ciertos patrones de observación basados en muestras, con los cuales se detectan cuáles son los procesos de interacción agresiva entre los empleados donde se se puede estar comeriendo victimización. Se toma ese diagnóstico general para detectar puntos críticos y se profundiza en ellos para realizar un diagnóstico final que permita una intervención especializada en cada situación de conflicto y maltrato para revertir las condiciones.

Personas conducta tipo A

La forma de comportarse en un ambiente laboral tiene que ver en muchos casos con la personalidad. Una de esas es la llamada conducta tipo A. ¿Es usted uno de éstos?. Este es el perfil: ambicioso y muy competitivo; vive con urgencia de tiempo; es impaciente, hostil e irritable. Y estas son las características: es motivado; busca la aprobación de los otros (es su guía última); produce un vínculo ansioso; utiliza palabras de grueso calibre; sufre de tensión muscular; tiene sentimientos de estar siempre bajo presión de tiempo y responsabilidades muy altas. Este perfil tiende a ser altamente victimizado.

Las opiniones

Gregorio Calderón

Investigador Universidad de Manizales

“Los factores de riesgo psicosocial afectan al ser humano y al trabajador. Y cuando esto confluye perjudica la calidad de vida, la productividad y eficiencia”.