La verdad en cláusulas de permanencia

Leonardo Gómez Jiménez

Una propuesta regulatoria ya está generando desinformación, pues se dice que de nuevo los usuarios se verán obligados a firmar cláusulas de permanencia en su servicio de telefonía móvil. Y no, no es así.
Resulta que desde 2014 se eliminaron las cláusulas para evitar que se mezclaran los subsidios cuando un usuario compraba un teléfono y a la vez un plan con el mismo operador. A partir de entonces, el usuario firma dos contratos diferentes: el que lo compromete a pagar mensualmente el equipo, y el que lo compromete a pagar mensualmente el servicio. Eso significa que si el usuario se quiere cambiar de operador, lo puede hacer en cualquier momento, mientras sigue pagando su teléfono financiado con su antiguo operador. Este cambio regulatorio benefició a las grandes superficies y tiendas de tecnología que empezaron a aumentar su stock y su portafolio de celulares, pues ahora el cliente podía comprar su equipo en cualquier lugar, ya no solamente con su operador atado a un contrato de prestación de servicio.

La propuesta que hace ahora cuatro años después la Comisión de Regulación de Comunicaciones, CRC, es que los operadores puedan ofrecer dentro de su abanico de planes, un descuento en el valor de un equipo si el usuario decide contratar un servicio en tecnologías 4G o 5G. La razón es que si bien se ha incrementado el uso de teléfonos inteligentes y se estima que en Colombia hay más de 19 millones de smartphones, lo que no ha aumentado es el consumo de nuevas tecnologías, es decir 4G. Todo indica que la gran mayoría de equipos en el país son de gama baja y media y se conectan en redes 3G e incluso 2G, y por supuesto el interés tanto de los operadores como del regulador, es que los usuarios estén navegando en las últimas generaciones superiores a 4G para alcanzar estándares de consumo internacionales. En Estados Unidos es hoy impensable navegar en equipos 3G, pues el consumo de servicios streaming como Netflix, Youtube, Amazon Video o Spotify es bien popular. Mientras tanto en Colombia el consumo móvil se sigue concentrando en Whatsapp y Facebook, que no requieren velocidades 4G para funcionar bien, con una red 3G es suficiente para ver la foto de la tía y chatear con el novio.

Quienes se han beneficiado con la eliminación de las cláusulas porque han vendido más equipos, es decir los comerciantes agremiados en Fenalco y los operadores pequeños como Avantel, temen que la propuesta de la CRC sea un retroceso y de nuevo los grandes Claro, Movistar y Tigo ostenten la exclusividad de venta de celulares. Pero tranquilos, que si bien podrán ofrecer un descuento si alguien adquiere un plan 4G o 5G, el hábito de consumo no cambiará de la noche a la mañana. Hoy es todavía un nicho el que busca y puede pagar un equipo de gama alta y un plan 5G. El grueso de la población no tiene un estímulo suficiente que lo lleve a pagar una suma más grande, cuando su plan le ofrece acceso ilimitado a lo que más le gusta: Facebook y Whatsapp.

TEMAS


Cláusulas de permanencia - Comunicaciones - Operadores móviles