Los rompecabezas políticos del Partido Republicano

Paul Krugman

La mayoría de los comentarios son versiones condensadas de textos más largos.

El Sr. Romney presentará detalles – sólo que no serán completos. Pronto empezará a nombrar todo tipo de deducciones corporativas bastante impopulares que eliminará para pagar los recortes a los impuestos. Después, los medios tardarán unas semanas en empezar a presionarlo para que muestre que los números cuadran. Y enlistará otras, y después un público desinformado tendrá que decidir si cuadran o no. Es lo único que necesita para enturbiar las aguas.

– P. Colorado

El Sr. Romney no parece conservar ninguna continuidad de pensamiento ni principios. Es como si toda posición que toma fuera la solución para un problema distinto – sin que los problemas se relacionen entre ellos.

Conocí a un gerente de comercialización que era así. Tenía tres cuestiones importantes de marketing para hablar con él, y me dio tres respuestas brillantes, todas elegantes, bien estructuradas y detalladas. El único problema era que estas tres soluciones no podían existir en el mismo universo – pero todas se aplicaban al mismo problema.

Siempre pensé que este gerente hubiera sido un candidato presidencial perfecto, excepto que era ciudadano canadiense.

– Neal J. King, Alemania

Ambos partidos políticos de Estados Unidos hacen promesas irreales, incluso ridículas, a los votantes que es imposible que cumplan. Si los estadounidenses verdaderamente quieren un Estado progresista, los ricos y la clase media tendrán que pagar mucho más impuestos una vez que se recupere la economía.

Si siguen creyendo que pueden tener un Estado Benefactor progresista manteniendo tasas de impuesto bajas para la clase media, nunca lo tendrán.

– C. M., Gran Bretaña

El Sr. Romney y Paul Ryan son jugadores de póquer con manos realmente malas. Si muestran sus cartas, pierden. Lo único que pueden hacer el farolear. Esto aplica a su plan económico, y también pienso que aplica a las declaraciones de impuestos del Sr. Romney de los últimos años.

– Jeff, Illinois

No Sr. Krugman, Mitt Romney no cree que “seamos” estúpidos. Tal como sucede con todas sus mentiras, evasiones y decepciones, no se está dirigiendo a nosotros, los votantes informados que no somos republicanos por predilección. Le está hablando a su ardiente base conservadora y a los votantes con poca información y personalidades mediáticas que pueden ser fácilmente engañados y confundidos.

– Fred Brack, estado de Washington

Los puntos finos del plan no requieren tanta consideración como el espíritu del Sr. Romney. Está mostrando bastante entusiasmo para solucionar los problemas de Estados Unidos.

Y la forma de resolver estos problemas es que los estadounidenses se unan y apoyen al Sr. Romney.

– Frank MacGill, Australia