“Para la crisis de la eurozona, la salvación debe ser principalmente interna”: Krugman

Paul Krugman

Jeremy Siegel, un profesor de Finanzas de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania, se hace eco de gran parte de lo que muchos hemos estado diciendo durante años sobre la infactibilidad de la devaluación interna en un artículo de opinión publicado en el Financial Times el 22 de mayo, pero después sostiene que la respuesta es la devaluación de todo el euro.

Umm, ¿contra qué?
Quiero decir, no es que Estados Unidos o Japón sean torres de poder económico que puedan proveer fácilmente la demanda de que Europa carece. Eso deja a los mercados emergentes. Y mientras que otros y yo hemos estado pugnando durante años por el fin de la manipulación de la moneda china, en este punto China (a) no parece muy fuerte ella misma y (b) no es tan grande en la economía mundial – todavía.
 
En términos más generales, toda Europa, como Estados Unidos, sigue siendo una economía relativamente cerrada. Su salvación debe ser principalmente interna. Ahora, si devaluación es una palabra clave que significa elevar la tasa de inflación, perfecto.
La última vez que pude escuchar al finado economista James Tobin, ofreció una charla donde bromeó que hasta donde podía decir, las principales monedas del mundo necesitaban devaluarse respecto de las otras. Este momento parece ser uno de esos – y lo que realmente nos dice es que necesitamos estímulo fiscal y monetario.
 
Keynes y la crisis del euro
Acabo de ver, y ahora no puedo encontrar, una comparación entre la posición de Alemania respecto de la periferia europea actual y la posición de Estados Unidos respecto de las naciones europeas con deudas de guerra luego de la Primera Guerra Mundial. De cualquier forma, es un paralelo muy cercano. Leamos una parte de "Essays in Persuasion", de John Maynard Keynes: "Finalmente, y probablemente pronto, debe haber un reajuste de la balanza de exportaciones e importaciones. Estados Unidos debe comprar más y vender menos. Esta es la única opción para que le haga un regalo anual a Europa", escribió el economista en 1921. "Los precios estadounidenses deben elevarse más rápido que los europeos (cosa que sucedería si el Consejo de la Reserva Federal permite que el influjo de oro produzca sus consecuencias naturales) o, si esto falla, debe alcanzarse el mismo resultado con una mayor depreciación de todos los tipos de cambio europeos, hasta que Europa, por incapacidad de compra, haya reducido sus compras a artículos de necesidad".
 
El Sr. Keynes continúa discutiendo la locura de la política estadounidense, que exigía simultáneamente que los europeos pagaran todo mientras que les negaba la capacidad de exportar lo suficiente para hacer esos pagos.
Entonces, aquí también estamos repitiendo errores antiguos. ¿Pero por qué nadie aprende?
 

TEMAS


Estados unidos