Construyendo país

Pilar Ibáñez

La innovación y la creatividad son muy importantes para el logro de la Felicidad pues hacen que el cerebro se expanda y quiera ver más allá, al igual que ser capaces de ser resilientes y adaptarse a los cambios de forma creativa. Muchas personas cuando se sienten estancadas o sienten que no tienen nada nuevo para aprender caen en un profundo aburrimiento y depresión, con su trabajo y su vida, puesto que para el cerebro y para ser felices son importantes la innovación y la creatividad.

Una de las formas adecuadas de acercarse o comprender el concepto de la innovación radica en los espacios, lo que llamamos efecto de la arquitectura y de los conceptos, ya que la forma en la que pensamos afecta el espacio en el que vivimos. Cada persona tiene un concepto de dónde, cómo y cuándo quiere vivir en un espacio. Una vez allí, ese espacio moldea su estilo de vida, su forma de pensar y de percibir el mundo. Lo mismo sucede en un viaje, cuando una persona conoce un espacio nuevo, le da una nueva visión de la vida.

Es decir, nuestro cerebro crea espacios y herramientas y éstas nos recrean a nosotros, proceso cíclico al que llamamos innovación. Así, podemos diseñar contextos y espacios que, al final, muestran en conjunto la evolución del ser humano.

Hablando sobre innovación y cómo la arquitectura, el diseño y la construcción crean estas realidades, tuve la oportunidad de conocer en Bogotá un proyecto arquitectónico llamado “Videre” y me encontré con una concepción muy interesante de cómo por medio de la construcción se puede construir país. Al entrevistar a los dueños del proyecto comprendí que “es posible que el país tenga mejores técnicas de ingeniería civil. En los procesos de construcción es posible encontrar la innovación al cambiar o mezclar conceptos de diseño, arquitectura, ingeniería y construcción” Videre está planteado sobre un nuevo marco de referencia “Darles a los colombianos lo que se merecen, construir país”.

Los seres humanos cuando buscan la felicidad, quieren iniciar un viaje, empujar e ir más allá, explorar lo desconocido, o crear nuevas herramientas, nuevos parámetros, nuevos mundos. Lo vemos a través de la evolución y de la historia, cómo la misión en algún momento fue conquistar territorios, colonizar nuevos mundos. Ahora esta misma concepción heredada lleva a que conquistemos nuevas fronteras de tecnología, nuevas formas de vivir, nuevas formas de ser feliz.

Al expandir el espacio físico y convertirnos en exploradores, expandimos nuestras mentes.

Así que aquí van tres consejos para expandir la mente, convertirse en exploradores de la vida para ser felices a través de la innovación.

Primero: Conocer, para poder expandir la mente. Es importante conocer nuevas culturas, nuevas formas de relacionamiento, nuevas formas de hacer las cosas, compartir con gente diferente, lo cual será vital para tener un observador amplio y vivo.

Segundo: Tecnología, el aprendizaje y utilización de herramientas tecnológicas nos ayuda a viajar con la mente, a tener rapidez y agilidad mental para muchos procesos que antes eran más lentos. Empero, se debe aprender a utilizarla para que se convierta en una herramienta de innovación creativa y no de distracción social.

Y tercero: Mezclar, pues la suma de varias personas y la disciplina llevan a que exista innovación, entendiendo que la interacción de ideas crea una red de conocimiento mucho más amplio y fructífero.

Para ser felices necesitamos que el cerebro sea innovador y creativo. Si se encuentra la creatividad suficiente, se puede crear la propia realidad, se puede crear el país que queremos.

TEMAS


Tecnología - Marca país