Indicador Pyme Anif (IPA): resultados del primer semestre

Sergio Clavijo - anif@anif.com

El pasado 2 de agosto se divulgaron los resultados de la Gran Encuesta Pyme (GEP) Anif, correspondientes al primer semestre de 2018. Así, la GEP completó 25 lecturas semestrales (2006-2018) a nivel nacional, con la colaboración de Bancóldex, el Banco de la República, Confecámaras y el FNG.

La encuesta fue realizada en los meses de marzo-junio de 2018 por la firma Cifras & Conceptos, cubriendo la opinión de 1.791 empresarios Pyme, en los sectores de industria, comercio y servicios.

Una forma de sintetizar dichos resultados es a través del Indicador Pyme Anif (IPA). Este resume el clima económico de las Pyme a través de comparar las variaciones en: i) el índice de situación económica actual; ii) el volumen de ventas; iii) las expectativas de desempeño; y iv) las expectativas de ventas (ambas para el siguiente semestre).

En la medición del primer semestre de 2018, el IPA se recuperó hacia valores de 61 puntos, una expansión de 7 unidades frente a los 54 puntos registrados en el segundo semestre de 2017 (ver gráfico adjunto). Dicha recuperación significó que el indicador pasó del plano denominado como “regular” al “bueno” marcando el primer incremento de consideración desde el inicio de la desaceleración económica observada durante 2015-2017, derivada del fin del súper-ciclo de precios de los commodities (ver Comentario Económico del Día 15 de enero de 2018).

Asimismo, al diferenciar por tamaño de empresas, tanto las pequeñas como las medianas registraron una recuperación en su indicador y se situaron en el plano de desempeño económico denominado como “bueno”. Dicha recuperación fue de mayor magnitud para las pequeñas empresas cuyo indicador se incremento en 6 unidades (58 puntos en 2018-I vs. 52 puntos en 2017-II), mientras que para las medianas dicho incremento solo fue de 4 unidades (63 puntos en 2018-I vs. 59 puntos en 2017-II).

La recuperación del IPA (con respecto al semestre anterior) obedeció principalmente a las mejores lecturas en el balance de respuestas acerca de la situación económica actual en industria (+8% en 2017-II vs. -21% en 2017-I), comercio (+8% en 2017-II vs. -24% en 2017-I) y servicios (+19% en 2017-II vs. -5% en 2017-I). Por su parte, en las expectativas de las Pyme encuestadas, se observó relativa estabilidad en los sectores de industria (32% en 2018-I vs. 30% en 2017-II) y comercio (26%, inalterado frente a un año atrás), mientras que se dieron deterioros en el sector de servicios (31% en 2018-I vs. 40% en 2017-II).

No obstante, vale la pena resaltar que esta recuperación solo sitúa el IPA en los niveles registrados un año atrás, reflejando la lenta recuperación de la economía, donde Anif proyecta tan solo un crecimiento del PIB-real del 2,3% para el año 2018 (como un todo), luego del pobre 1,8% del año 2017.

Los mayores balances de respuestas en cuanto a la situación actual y la estabilización de las expectativas (excepto en servicios) para 2018 en el segmento Pyme son consistentes con el desempeño sectorial de la economía. En efecto, el PIB industrial decreció a una tasa de -1,2% en el primer trimestre de 2018 pero, se recuperó frente al registro de todo el 2017 (-2%). De la misma forma, el sector comercio creció a una tasa de 3,9% en el primer trimestre de 2018, por encima de los registros de todo el año 2017 (1,2%). Finalmente, el PIB de todos los sectores de servicios se expandió al 4,3% durante el primer trimestre de 2018 (ver Comentario Económico del Día 1 de agosto de 2018).

Así, aunque esto significó una mejora frente al 2,8% del cierre de 2017, dicho valor descendería hacia un 3,1% (promedio) proyectado para todos estos sectores de servicios al cierre de 2018. Esto evidencia, al igual que las expectativas empresariales, una desaceleración en el desempeño proyectado de todos los sectores de servicios, que de todas maneras se mantienen en niveles altos de expansión al comparar con el promedio de la economía.

En síntesis, a nivel nacional, las Pyme de los tres macro-sectores encuestadas en la GEP reportaron un comportamiento favorable de su situación económica y mantuvieron estables sus expectativas sobre el desempeño de corto plazo en la medición del primer semestre de 2018. Esto se reflejó en que el IPA se expandió de manera significativa frente a la medición anterior, regresando al plano de “buen” desempeño económico luego de haber pasado al plano de desempeño “regular” en la anterior medición (segundo semestre de 2017). La recuperación de las percepciones de las Pyme a nivel nacional estuvo en línea, en gran medida, con el desempeño macroeconómico de los sectores que concentran una alta proporción de estas empresas en el país en el primer trimestre de 2018, aunque dichas percepciones todavía no superan lo observado un año atrás. Hacia el cierre de 2018, la senda de recuperación macroeconómica debería mantenerse impulsando positivamente el comportamiento de este segmento empresarial.

TEMAS


Comentario económico Anif