Sector de Electricidad, Gas y Agua: desempeño 2018 y perspectivas

Sergio Clavijo - anif@anif.com

Con colaboración de Alejandro Vera y Juan David Idrobo

Según las cifras de cuentas nacionales del Dane, el sector de electricidad, gas y agua exhibió un crecimiento de 2,3% en el segundo trimestre de 2018 (vs. 0,9% en el mismo período de 2017), acumulando así un crecimiento de 1,7% en el primer semestre del año (vs. -0,1%).

No obstante, dicho desempeño estuvo por debajo del promedio de toda la economía, que creció a 2,5% en enero-junio de 2018. Así, este sector de servicios domiciliarios mantuvo inalterada su ponderación de 3% al interior de la actividad económica.

Este resultado obedeció principalmente al buen desempeño del subsector de energía eléctrica y gas, creciendo un 2,5% en el primer semestre de 2018 (vs. 0,2% en el mismo período de 2017; con una ponderación de 69% dentro de este sector de servicios domiciliarios).

En el caso específico de la energía eléctrica se registró un crecimiento de 2,6% en el primer semestre del año, lo que representa una fuerte aceleración frente a 0,2% registrado un año atrás. Dicha dinámica respondió a que, en lo corrido del año a junio de 2018, la demanda de energía registró un incremento de 2,8%, muy por encima de 0,2% observado un año atrás.

Al analizar el mercado de energía eléctrica por segmento, se observó que la demanda no regulada de energía se expandió en un +3,8% en lo corrido al mes de junio de 2018, recuperándose frente a las contracciones de -1% de un año atrás. Ello debido a: i) la mayor demanda del sector de minas-canteras (con una ponderación de 25% en el segmento no regulado), aumentando un 9,1% en enero-junio de 2018 (vs. 0,4% un año atrás), en línea con el moderado aumento de la producción de petróleo (promediando 856.000 bpd en el período de referencia vs. 849.000 bpd en 2017) e impulsada por los mayores precios del crudo (promediando US$71/barril-Brent a junio de 2018, +37% año corrido); y ii) el crecimiento de la demanda del sector industrial (con una ponderación de 43% en el segmento no regulado), a ritmos de +0,7% en lo corrido a junio de 2018 (vs. -1,1% un año atrás).

Esto último en línea con la reciente recuperación del sector industrial (siendo el consumo de energía el mejor indicador líder de la producción manufacturera), ver Informe Semanal No. 1427 de 2018.

Por su parte, en el mercado regulado (compuesto por los hogares y pequeños negocios), la demanda de energía creció un +2,3% en el primer semestre de 2018 (vs. -0,7% un año atrás). Ello fue el resultado de la recuperación del consumo de los hogares, donde sobresale la mejora en los indicadores de confianza del consumidor, gracias a la “disipación” del efecto del incremento en la tarifa general del IVA de 16% a 19% un año atrás (según la Ley 1819 de 2016).

En el caso de la producción de gas domiciliario y su distribución, el Dane reportó un crecimiento de 1,9% en el período enero-junio de 2018 (vs. 0,4% en 2017). Allí, se destacan los moderados avances que ha habido en materia de infraestructura de almacenamiento-transporte de gas natural, donde, por ejemplo, entró en funcionamiento recientemente el nuevo gasoducto Sabanas (entre Jobo y Bremen en el departamento de Sucre). El restante 31% del total del sector de servicios domiciliarios se refiere al subsector de aguas-alcantarillado-reciclaje.

En este, se observó una contracción de -0,1% en lo corrido a junio de 2018 (vs. -0,7% en 2017). Este subsector se ha visto afectado por el mal desempeño de la recuperación de materiales, que se contrajo a -10,5% en el primer semestre de 2018 (vs. -6,6%), por cuenta de las dificultades que puede conllevar el reciclaje en épocas de lluvia.

Por su parte, la captación, tratamiento y distribución de agua creció 1,8% en el período de referencia (vs. 0,6%) y el tratamiento de aguas residuales creció un 1,9% (vs. 0,4%), donde las altas precipitaciones generaron más beneficios que los mayores costos de mantenimiento y daños que pudieron ocasionar las lluvias.

Para 2018 (como un todo), Anif proyecta una recuperación del PIB-real del sector de electricidad, gas y agua, que se expandiría un 1,4% (vs. 0,8% al cierre de 2017), ver gráfico adjunto. Ello respondería principalmente a la mayor expansión proyectada para el subsector de suministro de energía y gas, que crecería a 1,8% en 2018 (vs. 0,9%).

Aquí se destacan: i) la entrada en etapa de licitación de la planta regasificadora del Pacífico, que, a pesar de lucir costosa para el país, podría traer más confianza al sistema energético al lograr dar entrada de gas natural a través de la costa pacífica; y ii) la recuperación industrial proyectada (este sector crecería a 1,8% en 2018 vs. -2% en 2017), que mantendría la dinámica positiva de la demanda de energía no regulada.

No obstante, cabe resaltar que este subsector debe estar preparado ante la posibilidad de un fenómeno de El Niño en 2019, en donde resultará fundamental que el sistema se muestre confiable después del grave impasse de Hidroituango (ver Comentario Económico del Día 31 de julio de 2018).

TEMAS


Electricidad - PIB - Servicios Públicos - Comentario económico Anif