Cita con la razón

Sergio Mutis Caballero

La votación por un jefe de Estado es siempre una cita transcendental para una Nación. Para nuestro caso, está en juego más que la elección del gobernante. Además, estrenamos cambio en el tradicional escenario de la contienda que estaba centrado en las últimas décadas en seguridad y guerrilla.

La mayor atención ha sido, cómo mejorar la gestión gubernamental en temas elementales como salud, educación y empleo. Combatir la corrupción, construir confianza y atraer inversión, están al orden del día. Para los empresarios además, la seguridad jurídica y el fortalecimiento institucional son fundamentales. Complementariamente, la experiencia exitosa en la administración pública es tema de debate.
Pues bien, en una democracia como la nuestra, que contempla dos vueltas presidenciales, probablemente la regla apropiada para el elector sería que en la primera vote con el corazón, más cuando se evidencia la necesidad de la segunda vuelta, y en esta vote con la razón.

Es indudable que los colombianos en mayoría tenemos insatisfacción con el rumbo del país y con el Gobierno; estamos en un ambiente enrarecido de pesimismo, donde el voto útil, más cercano al voto de la razón, puede imperar en esta primera vuelta presidencial. Existe temor por la izquierda populista; miedo justificado ya que gran parte de las propuestas de Petro son económicamente inviables, que su experiencia como gobernante fue un desastre para Bogotá y se caracteriza también por golpear la institucionalidad.
Corrobora lo anterior, que en el reciente debate sobre Bogotá, transmitido en el Canal Capital, quedó claro que Petro es el único candidato que pretende volver a empezar las negociaciones del sistema metro; un nuevo proceso sería un retroceso para la ya atascada movilidad de la capital, que cuenta con financiamiento y diseños para el modelo actual.

En este debate, quedó claro que el candidato que realmente conoce Bogotá y vibra por su futuro es Vargas Lleras. Además, sus propuestas en beneficio de todas las regiones del país, también se caracterizan por su profundo conocimiento y la experiencia exitosa de una vida al servicio público.
Vargas y Petro disputan su paso a segunda vuelta, lo que está ratificado por las predicciones presentadas la semana pasada por Anif y el análisis de Cifras & Conceptos dado por Caracol Radio esta semana. Duque, buen candidato, quien ha refrescado el debate y con su actual favorabilidad, pasará con más de cinco millones de votos; el voto de la razón está en quién lo acompaña a disputar la Presidencia en segunda vuelta, si Petro o Vargas Lleras. Votar en primera vuelta por Vargas, además de hacerlo por el candidato con más experiencia para conducir a Colombia con autoridad propia, frena el populismo de izquierda. Si Petro pasa a segunda vuelta, tiene posibilidades de ganarle a Duque, o quedaría inflado para dentro de cuatro años. Los que piensan que Duque o Vargas son favorables para nuestro futuro, pero tienen duda por cuál de los dos votar en la primera vuelta, es adecuado atender esta cita con la razón y, votar por Vargas para parar a Petro y lo que representa.

Gran fantasma de la campaña es el temor a que Colombia tome el camino de Venezuela, catástrofe económica, política y social, con acentuada crisis humanitaria. Los electores somos la instancia que permite a la democracia acabar con miedos. Así, la cita con la razón es votar por Vargas Lleras en la primera vuelta.

TEMAS


Elecciones 2018 - Elecciones - Elecciones 2018 - 2022 - Iván Duque - Gustavo Petro - Germán Vargas Lleras