57 lotes pujan por la excelencia

De 1.042 lotes de café inscritos para el concurso Taza de la Excelencia de 2012, sólo 57 llegaron a la final. Estos son valorados por un grupo de 30 jurados internacionales que con su cata elegirán al top ten de los cafés más exquisitos del país.

Todo se realiza bajo la competencia  Taza de la Excelencia 2012, que este año se realiza en Popayán y que promueve  la Federación Nacional de Cafeteros  bajo los protocolos de The Alliance for Coffee Excellence de Estados Unidos.

El objetivo del concurso, que este año llega a su décima versión,  es  incentivar y promover la producción de café de alta calidad en todo el país. Sobre ello los cafeteros ya tienen conciencia y una prueba de ello es que para este año se batió récord en lotes inscritos. “Para este concurso se acopiaron cafés en abril, mayo, junio y julio de Antioquia, Eje Cafetero, Cauca, Cundinamarca, Huila, Nariño, Norte de Santander, Tolima y Valle del Cauca. Son lotes de 2.000 kilos de pergamino seco bien beneficiado con humedad entre el 10 y 12%, con muy bajo contenido de defectos  y una taza limpia. Se hizo una catación y una  preselección y de los 1.042  quedaron 150 que fueron  valorados por un jurado nacional. 

De estos quedaron los mejores 57 que llegaron a la final y  que tienen como jueces expertos catadores internacionales. Es una catación ciega porque ellos no conocen ni la procedencia ni los dueños de los lotes. Aquí no importa si son grandes o pequeños cultivadores”, señaló el director de Cafés Especiales de la Federación Nacional de Cafeteros, Carlos Alberto González.

Esta valoración se está haciendo desde el pasado 10 de septiembre y culminará el 14 del mismo mes con la escogencia de los 30 mejores lotes.  De estos saldrá el top ten  que se conocerá en los actos de premiación  este viernes en Popayán.

Para clasificar en esta selecta lista, que le entrega al caficultor dueño del lote el tiquete para participar en una subasta internacional en octubre y vender al mejor postor  su grano, la taza debe superar los 85 puntos de calificación, sobre un total de 100.  “Un café es excepcional cuando por sus características sensoriales en muy completo. Su taza debe ser limpia, con una dulzura extraordinaria y acidez brillante;  debe ser efervescente y  al conjugar sus características tiene un balance perfecto”, dijo el catador, John Ehider Espitia.

TEMAS


Café